INICIO//Estilo de vida//Gastronomía//Así es la vendimia peruana en Ica

Así es la vendimia peruana en Ica

En Ica se ubica el viñedo más antiguo de Sudamérica, y es también el hogar de la variedad quebranta, la reina de las uvas pisqueras.

Foto: Bodega Tacama / Instagram

En Ica se ubica el viñedo más antiguo de Sudamérica, y es también el hogar de la variedad quebranta, la reina de las uvas pisqueras.

C uentan algunos enólogos en Uruguay, Argentina, Chile y Perú: “Ha sido una buena vendimia. Las uvas son sanas y de gran calidad”. En los tres primeros países, donde el vino es considerado bebida nacional – y donde lo ven como un alimento y no como una bebida alcohólica -, las bodegas han implementado protocolos de prevención y de manejo desde el viñedo hasta la bodega y han continuado con la vendimia, porque la naturaleza no espera.

En Perú, esto ha sido un poco diferente, pues la vendimia ha estado detenida por más de dos semanas. Las bodegas principales que se ubican en Ica lograron vendimiar las variedades blancas y comenzar con las tintas, pero al iniciar la cuarentena, se puso un alto en la vinificación. Y esto preocupa porque pone en vilo la producción 2020.

Y es que, aunque al hablar de Perú, lo primero que viene a la mente es cebiche, Machu Picchu y pisco, es en este país de contrastes, donde primero arribó la vid desde Europa, específicamente desde las Islas Canarias. Aquí se ubica el viñedo más antiguo de Sudamérica, y es también el hogar de la variedad quebranta, la reina de las uvas pisqueras. En Ica, unos 300 kilómetros al sur de Lima, la vida de viñedo es una tradición y un estilo de vida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Escapa del ruido de la ciudad. Ven y visita nuestra #BodegaTabernero #Tabernero #vino #wine #botija

Una publicación compartida por Tabernero Perú (@tabernero.peru) el

La vendimia en Ica

Aquí el sol es rey, la lluvia hace su aparición escasamente, y a veces, de manera repentina. Esto es un reto para los productores que deben proteger la uva para no poner en riesgo la concentración de azúcar al momento de vendimiar, y así lograr un vino expresivo. Ica se ubica a unos 60 kilómetros del mar, lo que regala por momentos brisa fresca que calma las temperaturas que pueden acercarse a los 38 grados en verano.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

En tierra peruana, se cosecha lo mejor. #BodegasTabernero

Una publicación compartida por Tabernero Perú (@tabernero.peru) el

Además, esta cercanía con el mar influye en la expresión de los vinos, sobre todo los blancos, y se puede apreciar incluso en el suelo. Aquí la formación es franco-arenoso (del arrastre de tierra y piedras de la montaña), y la altitud máxima de los viñedos es de 500 metros sobre el nivel del mar.

Bodegas y turismo

Santiago Queirolo

Originarios de Génova, Italia. Actualmente la tercera y cuarta generación están a cargo de este proyecto familiar cuya bodega se ubica en Pachacamac, y cuentan con viñedos en Cañete y en Ica, unas 500 hectáreas en total.

Su planta de producción tiene una capacidad para 4 millones de litros, algo que no imaginaban por allá en el 1800, cuando llegaron al Distrito de Pueblo Libre y fundaron la mítica Taberna Queirolo.

Vea tambien: ¿Cuáles son las diez cervezas más valiosas del mundo?

Los hermanos Santiago, Paco y Jorge Queirolo – a cargo del viñedo – dirigen la bodega junto a sus hijos. Cuentan además con Viñas de Queirolo, un hotel temático ideal para relajarse entre viñedos, tomar sol en la piscina o montar bicicleta al atardecer. Deben probar: Intipalka Sauvignon Blanc, Intipalka Rosé de Syrah, Intipalka Reserva Cabernet Sauvignon-Petit Verdot, intipalka Reserva Malbec-Merlot, e Intipalka número 1.

Tacama

La familia Olaechea es testigo de la historia Iqueña. Pedro Olaechea, quien dirige la bodega junto a su hermano José Antonio y su hermana Luz María, a cargo del enoturismo, cuenta que su bisabuelo compró la propiedad en 1889, pero fue su padre quien se enfocó en desarrollar la producción de vino.

En Tacama siempre han sido cercanos al estilo francés, y la mayoría de los asesores de la viña son de origen bordelés. Su enólogo actual, Fréderic Thibaut, trabaja de la mano con el profesor de la Universidad de Bordeaux, Pierre Louis Teissedre, y siguen de cerca el desarrollo de los vinos.

Hoy, además de un referente de bodega, Tacama es una alternativa turística para pasar el día en el viñedo, conocer el proceso de vinificación, visitar la impresionante cava subterránea y almorzar en el tambo con platos típicos de la zona, como ensalada de pallares, sopa seca, lomo saltado y terminar con pie de pecanas.

Comience con una copa de Rosa Salvaje, el espumante insignia de la bodega; siga con el clásico Blanco de Blancos (blend de sauvignon blanc, chardonnay y viognier), siga con el Selección Especial Petit Verdot y cierre con el Don Manuel Tannat.

Tabernero

Es otra de las bodegas más representativas de la zona, aunque se ubica en Chincha, unos 100 kilómetros al norte de Ica. En su momento, aquí fue donde arribaron muchos de los inmigrantes italianos que comenzaron con fuerza la industria vitivinícola y pisquera en el Perú.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

En el corazón de Chincha se guardan los mejores secretos del #PlacerDeBeber⁠ En Fiestas Patrias visita nuestra bodega para disfrutar lo mejor de #Tabernero 🇵🇪 ⁠

Una publicación compartida por Tabernero Perú (@tabernero.peru) el

La familia Rotondo fue una de ellas. Adquirieron la bodega en 1930, aunque la fundación tiene lugar en 1897. Sus tierras ocupan unas 300 hectáreas ubicadas en los distritos de Chincha baja y Grocio Prado, y entre las variedades plantadas están syrah, cabernet sauvignon, malbec, chardonnay y chenin blanc. Este último es el imperdible de la bodega. De hecho, son los únicos que vinifican un chenin varietal bajo la etiqueta de Gran Blanco Fina Reserva. Trabajan con Bertrand Jolie, enólogo de origen francés, y también cuentan con la opción de visita y cata guiada.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

El proceso para conseguir el mejor producto tiene tanto de paciencia como de técnica. #BodegasTabernero

Una publicación compartida por Tabernero Perú (@tabernero.peru) el

Al momento de escribir este artículo me confirmaron que las bodegas esperan en cualquier momento el visto bueno para continuar trabajando y terminar la vendimia cuanto antes. El reto será aprovechar el tiempo al máximo para preservar al máximo el punto de cosecha de la uva, y poder lograr el mejor vino – y pisco – posible.

Vea también: Vino en cuarentena: el amigo que acompaña

Diciembre
01 / 2020