INICIO//Cultura//Arte y Libros//Los rompecabezas que redimensionan el arte peruano

Los rompecabezas que redimensionan el arte peruano

Lima Puzzle y Rompe descomponen en mil piezas las obras de artistas emergentes. De ese modo, logran promocionar el talento nacional y hacen llevaderas las horas de confinamiento

Foto: Lima Puzzle

Lima Puzzle y Rompe descomponen en mil piezas las obras de artistas emergentes. De ese modo, logran promocionar el talento nacional y hacen llevaderas las horas de confinamiento

E l arte es para unos pocos. Al menos, así se creyó por mucho tiempo. Lo artístico estaba reservado para los expertos, las élites, los apoderados. Se resguardó en lugares exclusivos. Lejos del común. Lejos de la gente.

Hasta que el arte salió a las calles. Se apoderó de los lugares públicos, se codeó con las personas y se volvió más accesible. De mirar de lejos las grandes obras, pasamos a tenerla en tazas, en camisas y hasta en rompecabezas en el medio de la sala.

“¿Por qué si armamos rompecabezas de la Mona Lisa, no lo hacemos de obras de artistas peruanos?”, se cuestionó alguna vez Lucía Rizo-Patrón, una apasionada del juego. Y aquella inquietud en la cabeza de una arquitecta se transformó, tiempo después, en Lima Puzzle.

Lima Puzzle: democratizar el arte

Era diciembre de 2019. Lucía estaba en plena faena de las compras navideñas, cuando se topó con un rompecabezas importado que le llamó la atención. “Era una pieza de arte muy linda”, cuenta. “De pronto, pensé en mis amigos artistas y visualicé esos rompecabezas con sus obras. No sólo podría ser un bonito regalo sino una manera de promocionar su trabajo”.

Comenzó con tres artistas. Luego, sumó a otros dos. Y el proyecto empezó a tomar forma. “La idea era hacer del rompecabezas un medio de difusión de nuestro arte”, comenta Lucía. “Cada caja explica la historia del artista, su técnica y ofrece una muestra de su obra. La información está en español y en inglés, pensando también en los turistas”, agrega.

Lucía estaba en pleno proceso de producción de su primera serie de Lima Puzzle cuando llegó la pandemia. Pero lejos de ser un tropiezo, la coyuntura impulsó su emprendimiento. “Las primeras cajas llegaron en agosto. Tuve mis dudas, pero la idea fue bien recibida porque las circunstancias han llevado a la gente a buscar nuevas formas de entretenimiento. Al punto que tuve que aumentar las cantidades”.

Vea tambien: Folkanica, el arte de emprender a través de la ilustración

Ahora, el proyecto Lima Puzzle agrupa a más de 10 artistas peruanos, incluyendo a los reconocidos Ramiro Llona, José Tola, Enrique Polanco, Joan Alfaro, entre otros. “Los rompecabezas son una manera divertida de acercarnos a su arte. Vas componiendo mientras vas armando. Al final, logras una obra que puedes exhibir en casa”.

Cualquiera de los rompecabezas de la colección de Lima Puzzle tiene mil piezas y, sin importar el diseño, el costo es el mismo: 89,90 soles. “Es una pieza de colección a un precio accesible, con lo que logramos democratizar el arte”, afirma Lucía. Los modelos se pueden adquirir a través de la página web y en tiendas como Wong, Crisol, Librerías Ibero, entre otras.

Rompe: donde todo encaja

Cristina Vereau arma rompecabezas desde que tiene uso de razón. En su mente, conserva la imagen de cientos de piezas desperdigadas sobre una mesa y la secuencia de su familia deteniéndose a armar de a poco aquella gran composición.

De tanto ejercitar esa destreza, los rompecabezas dejaron de ser un simple juego para ella. Juntar piezas se volvió una terapia para desconectarse; un ejercicio para su memoria y una excusa para compartir.

“Es una práctica de introspección, así como si pintaras mandalas. Desconectas la cabeza y te conectas contigo mismo, lo cual te permite pensar con tranquila. Me ha servido mucho para los momentos de ansiedad”, cuenta.

Durante la pandemia, Cristina sumergió a su roomate Emilia Gutiérrez en el mundo del rompecabezas. Ambas compartieron muchas tardes entre piezas y vinos. En unas de esas conversas, Cristina le confesó que siempre había soñado con tener su propia marca y ahí surgió la idea de Rompe.

Vea tambien: Saturnalia: ¿qué es y por qué era tan famoso?

“Ese mismo día, comenzamos a construir la lista de artistas peruanos entre nuestros conocidos. Le hicimos la propuesta y todos se mostraron muy dispuestos. Sólo que la pandemia dificultó muchos trámites. No conseguíamos proveedores. Pocas fábricas estaban abiertas. Fue cuesta arriba, pero disfrutamos del proceso”.

Comenzaron con 10 artistas emergentes, con quienes hicieron su Colección 01. El producto tuvo tan buena acogida, que una cadena de retail las llamó para que se sumaran a una campaña, que buscaba impulsar marcas locales. De ahí surgió Colección Perú, formada por siete modelos de mil piezas cada una.

Ya luego vendría la Línea ID, que nació por el interés del público de tener un rompecabezas personalizado. Así idearon un armable de 400 piezas, que se realiza a partir de un retrato realizado por un artista. “Esta serie va apegada a la misma idea de los coleccionables, pues siempre buscamos integrar el arte”.

La particularidad de los rompecabezas de Rompe es que están realizados con cartón reciclado y sin aditivos. De paso, con la compra de sus coleccionables destinan 5% a Juguete Pendiente. “Somos parte del círculo de artistas con propósito. Eso es lo que nos diferencia entre ser una marca y un proyecto social”, explica Cristina.

Sus rompecabezas tienen un costo de 120 soles y se pueden adquirir a través de su página web.

Vea también: Libros recomendados para cerrar el mes

Noviembre
30 / 2020