INICIO//Tendencias//Compras inteligentes en Navidad para cuidar sus finanzas

Compras inteligentes en Navidad para cuidar sus finanzas

Dos expertos en finanzas comparten recomendaciones para no dejarse llevar por el impulso de los grandes descuentos.

Foto: Pavel Danilyuk / Pexels

Dos expertos en finanzas comparten recomendaciones para no dejarse llevar por el impulso de los grandes descuentos.

Black Friday, Cyber Monday, entre otros descuentos y promociones del mercado se avecinan en el último mes del año, cuando apenas la economía intenta recuperarse de los efectos generados por la pandemia. Planificar compras inteligentes en Navidad puede ayudarle a invertir su dinero de forma eficiente en esta temporada.

Tenga en cuenta que las promociones pueden ser un arma de doble filo. La clave está en una educación financiera que le permita proteger sus finanzas del impulso, muchas veces incontrolable, de acceder a las ofertas sin un análisis previo de su situación económica. Lo anterior se puede resumir en no gastar más de lo que se gana. ¿Le ha pasado?

El siguiente ejemplo es básico y muy claro: Pedro no resiste la tentación de aprovechar las ofertas para hacer algunas compras antes de Navidad. Sus ingresos netos son de 1000 dólares. Paga los regalos para su familia con tarjeta de crédito y difiere la compra a tres cuotas mensuales de 400 dólares.

La decisión que tomó le permitirá llevar regalos a su familia en diciembre, pero muy seguramente en enero, le traerá dolores de cabeza, porque el gasto generado en esa compra excedió el 40 % de sus ingresos.

En este caso, Pedro debió hacer compras que le generen pagos de cuotas mensuales de 300 dólares, no de 400. Pero si a eso se sumaran otras obligaciones financieras permanentes como un crédito hipotecario, el valor de la cuota debería ser aún menor. Así analiza este ejemplo Laure Schlesinger, cofundadora de Prestamype.

Foto: Artem Beliaikin en Pexels

La consigna es evitar las compras compulsivas y hacer gastos de forma inteligente. ¿Cómo lograrlo? Andrés Lombana, líder del área financiera de Capital INC, considera que el primer elemento que se debe tener en cuenta es identificar el presupuesto disponible para este tipo de gastos, definir muy bien a cuánto ascienden los gastos fijos, como, alimentación, vivienda, educación, transporte, cuotas de deudas vigentes, entre otros. Con esto claro se podrá determinar el valor que se debe gastar en las compras navideñas.

“A la hora de comprar, es importante no superar el valor de los recursos disponibles identificados en el presupuesto. Una buena estrategia puede ser asignar un monto máximo para los diferentes conceptos de compra en esta época del año. Por ejemplo, regalos, comida para cenas especiales, esparcimiento y recreación”, sugiere Lombana.

Además recomienda comprar anticipadamente para evitar el cambio de precios en productos y servicios. Es bueno recordar que estos suelen incrementarse al acercarse el fin de año.

Schlesinger agrega dos más: preparar una lista de compras que incluya lo que realmente se necesita y hacer una comparación de precios con anterioridad para detectar las verdaderas ofertas.

Lombana considera que esto ayudará a descubrir promociones encubiertas en estrategias de mercadeo que buscan captar la atención de los compradores sin ofrecer un descuento realmente efectivo. Una práctica poco transparente pero, lamentablemente, cada vez más común.

“Las promociones nos permiten acceder a mejores precios pero hay que ser cautelosos.  Normalmente están diseñadas para que se compre más de lo que se necesita. En Internet contamos con herramientas de consulta y comparación que nos permiten acceder de manera inmediata a diferentes vendedores y opiniones de compradores para identificar verdaderas ofertas y tener información sobre la calidad de los productos”, asegura.

Vea tambien: ¿Cómo cumplir sus metas sin fallar en el intento?

Aproveche correctamente las ofertas

Comprar responsablemente o de forma inteligente es una práctica necesaria que todo consumidor debe incorporar si quiere cuidar sus finanzas. Schlesinger de Prestamype, comparte tres pautas fundamentales para identificar ofertas que merecen la pena:

– No enfocarse en los porcentajes de descuento: Es muy fácil perder noción de la realidad con porcentajes de 50 %, 60 % u 80 %. Siempre ante una oferta con alto porcentaje de descuento, se debe revisar el precio final del producto y compararlo con otras tiendas.

– Prestar atención al costo de envío: Es probable encontrar una oferta excelente en un sitio; sin embargo, al llegar al carrito de compras, el precio del envío podría ser excesivo y superar el descuento. Esto puede evitarse eligiendo tiendas que ofrezcan un bajo costo de envío o diversas modalidades de entrega.

– Revisar las promociones bancarias y su financiación: Muchas entidades ofrecen cuotas sin interés a usuarios de tarjetas de crédito, reintegros, entre otras facilidades para compras. Revise este tipo de promociones en la tienda elegida.

Cuidar las finanzas del hogar

Si bien estas recomendaciones son útiles para controlar las compras compulsivas, Lombana enfatiza en la importancia de crear un presupuesto de ingresos y gastos para cuidar las finanzas del hogar. Especialmente en una coyuntura de crisis como la actual.

“Esta herramienta permitirá organizar la capacidad financiera del hogar para programar las metas. Logrando así asegur el pago de los gastos recurrentes y reservando recursos para gastos imprevistos o periodos de recesión”, expresa.

Asimismo sugiere utilizar las herramientas gratuitas de programación presupuestal disponibles en Internet. Incluso los paquetes informáticos como Office o iWork incluyen plantillas para planificar el presupuesto personal o del hogar.

Foto: Any Lane en Pexels

Al respecto, Schlesinger destaca tres puntos clave que también ayudarán a proteger las finanzas en casa:

– Preparar un presupuesto de crisis: Una buena planificación financiera le permitirá registrar y mantener ordenadas la entrada y salida del dinero e identificar gastos innecesarios o prescindibles.

– Reducir los niveles de deuda: Priorizar el pago de deudas cuyas tasas (efectivas anuales) sean más altas. Si no es posible, se aconseja amortizar lo máximo posible en el corto plazo. Esto para evitar el incremento de los intereses o cobros por moras.

Se puede solicitar la reprogramación de la deuda (para retrasar el pago de cuotas). También el refinanciamiento de la misma (para extender el periodo de pago y reducir la cuota). Y algo muy importante en temas de finanzas: no contraer nuevas deudas.

Vea tambien: Propósitos de Año Nuevo: ¿cómo pasar de definirlos a cumplirlos?

– Revisar inversiones: En un contexto de crisis, el valor de diversas inversiones puede caer rápidamente. Lo más recomendable es esperar a que el mercado se recupere antes de hacer algún movimiento.

Schlesinger también recomienda diversificar el portafolio, un punto que puede ser muy útil para emprendedores y pymes ya que esto reducirá el riesgo de inversiones. “Existen alternativas como el factoring o los préstamos con garantía hipotecaria que cuentan con bajos niveles de riesgo y altas tasas de rentabilidad. Estas son unas de las mejores opciones locales y están disponibles en Prestamype”, agrega.

Evite las compras compulsivas

Si usted es de las personas que suele comprar compulsivamente, sin un propósito concreto, tenga cuidado, porque es posible que durante las temporada de promociones de fin de año el impulso se incremente.

Esta conducta puede generar desequilibrio en las finanzas personales y a su vez, causar desfinanciación temporal (de corto o mediano plazo) en los gastos recurrentes del hogar y, en casos extremos, mora en los pagos asociados a tarjetas de créditos u otro tipo de obligaciones. Así lo explica Lombana, experto en temas financieros.

Dejarse llevar por los anuncios publicitarios, no leer términos y condiciones de cada promoción, apresurarse a comprar solo porque ‘es barato’, no es una decisión consciente. Actuar de esta manera no solo le impedirá ahorrar e invertir, también le hará perder su tranquilidad.

El sobreendeudamiento es otra de las consecuencias de comprar compulsivamente. Pero quizás lo esencial en este tema es reconocer que los malos hábitos financieros lo dejarán desprotegido ante situaciones imprevistas, como por ejemplo, una pandemia.

Tome nota de estos consejos y póngalos en práctica. En sus manos está la decisión de hacer compras compulsivas o inteligentes. La primera opción solo le sumará malestar y preocupaciones cuando las facturas empiecen a llegar.

La segunda le permitirá disfrutar del producto o servicio adquirido con la tranquilidad de estar administrando su presupuesto de forma más eficiente y responsable. Una decisión acertada, inteligente y primordial, sobre todo en momentos de crisis.

Vea también: “La pandemia me dio fuerzas para emprender”, Taryun Trucios

Noviembre
30 / 2020