INICIO//Estilo de vida//Salud y Fitness//¿No ve resultados?: Los errores más comunes en el gimnasio

¿No ve resultados?: Los errores más comunes en el gimnasio

Si usted ha llegado a un gimnasio a levantar todo el peso que pueda entonces no está haciendo bien su entrenamiento.

Foto: Sabel Blanco / Pexels

Si usted ha llegado a un gimnasio a levantar todo el peso que pueda entonces no está haciendo bien su entrenamiento.

S i usted ha llegado a un gimnasio a levantar todo el peso que pueda o conoce a un amigo que lo ha hecho, pues no está haciendo bien su entrenamiento. A veces los errores más comunes en el gimnasio son los que cortan su crecimiento.

El ejercicio requiere de paciencia, tiempo y trabajo para lograr los resultados que quiere, pero también se cometen errores que pueden generar lesiones o desmotivación al no ver resultados.

Conversamos con Esteban Fúquene, IFBB Pro, entrenador, preparador físico y fisicoculturista profesional, quien nos contó cuáles son los errores más comunes en el gimnasio.

Usar mucho peso desde el principio

Cuando la gente comienza a entrenar o retoma el ejercicio después de mucho tiempo, obviamente no está adaptada a hacerlo. Lo que uno busca con el entrenamiento es someter el músculo a un estímulo y cuando esto no ha sucedido, la primera vez que lo hace puede generar un daño.

El cuerpo empieza a generar mecanismos para adaptarse a ese daño. Por ejemplo, después de los primeros días que uno va a entrenar al gimnasio, va a estar adolorido, pero con el pasar del tiempo esto se va volviendo más tolerable. Este es un mecanismo del cuerpo para adaptarse, por eso, así se vuelve más fuerte, a través de la hipertrofia y el crecimiento de las fibras ayuda a esto.

Si uno le pone mucho peso, probablemente va a hacer que esos periodos de adaptación no sean óptimos. También puede haber lesiones porque los músculos y el tejido conectivo deben adaptarse con el entrenamiento y el tiempo.

Para las personas que quieren incrementar su masa muscular muchas veces es necesario un proceso de sobrecarga progresiva, que es ir aumentando el peso a medida que el cuerpo va generando las adaptaciones necesarias para aguantar ese peso. Todo hay que hacerlo de forma escalonada.

No tener la técnica correcta

Hacer los ejercicios mal hechos y si a eso le agrega alguna carga puede hacer que haya daños musculares. Cuando las personas no hacen de forma correcta el patrón de movimiento, no se trabaja bien el músculo.

Vea tambien: Siga estos consejos para dormir como un bebé

Esto pasa porque no se dan el tiempo de aprender la técnica necesaria, de hecho, cuando una persona quiere entrenar debe realizar un proceso de adaptación anatómica. Se trata de unas 4 a 6 semanas en las que se aprende a hacer los movimientos bien, luego ya se puede empezar a agregar cargas al entrenamiento.

Incluso es mejor que muchos ejercicios se aprendan a hacer sin ningún objeto. Por ejemplo, hay personas que no saben hacer bien una sentadilla y comienzan a hacerlas con barras y pesas, lo cual puede llevarlas a una lesión.

Siempre es recomendable que las personas cuenten con una persona o un entrenador.

Tener claros los objetivos del entrenamiento

Siempre es bueno tener en claro qué quiere lograr. Saber por lo menos si quiere disminuir masa grasa, aumentar masa muscular, en fin. Esto puede ayudar a definir qué tipos de ejercicios y entrenamientos se necesitan.

Es básico saber para dónde va para saber qué camino puede tomar.

Variar los grupos musculares

Esto depende de cuánto tiempo le dedique a cada uno en la semana. Por ejemplo, si hace tren inferior lunes, martes, miércoles, pues no va a tener descanso y se va a fatigar.

No solo no van a crecer sino que si le da mucho trabajo y poco descanso, no va a rendir. De ahí en adelante cada sesión de entrenamiento va a ser peor y no va a tener los resultados que quiere.

También puede suceder es que hay que entrenar el cuerpo como un conjunto. Cuando no se entrenan unos grupos musculares no se van a generar las adaptaciones y van a ser más débiles, lo que puede terminar en desbalances musculares.

Esto sucede con personas que entrenan brazos, pecho, espalda y hombros, pero no le prestan atención a las piernas. Si llegaran a necesitar mover algo y requierepotencia en las piernas, no la va a tener y podría haber una lesión. Lo mismo puede pasar al revés.

Vea tambien: ¿Cómo ha afectado la cuarentena el cuidado de la piel?

Usar prendas para sudar

Existen muchas prendas que están diseñadas para ese fin. Las venden para “quemar” grasa pero la verdad es que eso no funciona así. Para lograr disminuir grasa hay que generar un déficit calórico.

Esto se logra a través de la ingesta calórica o el entrenamiento para crear un gasto mayor de caloría.

Falta de consistencia

Hay que ser disciplinado para entrenar e ir al gimnasio. El estímulo hace que se generen las adaptaciones musculares que a la larga son las que generan los cambios en el cuerpo. Hay que ser consistente para que esto suceda y se logra con el entrenamiento, que se debe hacer por lo menos 3 o 4 veces en la semana.

Estos son los errores más comunes en el gimnasio. ¿Conoce otros?

También le puede interesar: ¿Cansado del sedentarismo? Consejos para entrenar en casa

 

Noviembre
13 / 2020

LO MÁS COMPARTIDO

24 noviembre, 2020 VER MÁS
22 noviembre, 2020 VER MÁS
21 noviembre, 2020 VER MÁS

ARTICULOS RELACIONADOS

24 noviembre, 2020 VER MÁS
23 noviembre, 2020 VER MÁS
22 noviembre, 2020 VER MÁS
21 noviembre, 2020 VER MÁS