INICIO//Tendencias//Paneles para decir adiós: un homenaje póstumo en pandemia

Paneles para decir adiós: un homenaje póstumo en pandemia

Quince empresas de publicidad exterior pusieron a disposición sus vallas para que los familiares expresaran su pesar y encontraran un poco de consuelo.

Foto: Paneles para decir adiós

Quince empresas de publicidad exterior pusieron a disposición sus vallas para que los familiares expresaran su pesar y encontraran un poco de consuelo.

T odos lo conocían en El Callao como “Chalona”. Hombre de espíritu jovial, que deleitaba a más de uno con sus anécdotas de exmarino y hacia soñar a los niños con ser futbolistas. Tenía 78 años y una energía de sobra. Pero el Covid-19 le arrebató la vida antes de tiempo.

“Mi abuelo era un hombre muy querido”, cuenta Milagros Torres. “Si hubiéramos podido hacer un entierro o una despedida digna, las calles del barrio de Santa Rosa y Gambeta le hubiesen quedado pequeñas”, cuenta con pesar.

Nicolás Torres entró un 13 de abril al hospital por sospecha de contagio y, cuatro días después, la familia recibió sus cenizas. “Quedamos muy dolidos por esa partida tan repentina y porque nunca pudimos despedirlo como se lo merecía”, comenta.

Milagros se enteró por Facebook de la iniciativa social “Paneles para decir adiós”, que ofrecía la oportunidad de publicar un mensaje en honor a los fallecidos por la pandemia, como una manera de rendirles un homenaje póstumo. Y ella no lo pensó.

“Te amo mucho, Papito Chalona” reza el mensaje que redactó Milagros y su familia en memoria de Nicolás. “Cuando recibimos la foto de la valla, lloramos y nos abrazamos. Enviar esas palabras al cielo nos reconfortó”.

También le puede interesar: Los miedos de volver a viajar. El regreso será lento y con cautela

Esta propuesta –que surgió de la unión de quince empresas de publicidad exterior– permitió que 3.159 familias en Perú pudieran expresar su dolor, tristeza o desconsuelo en 44 caracteres y así darle uso social a las vallas que quedaron vacías por la caída de la actividad comercial

Vea tambien: “La pandemia me dio fuerzas para emprender”, Taryun Trucios

“Fortunato Mestanza, la huella que dejaste es imborrable” se lee en otro espacio publicitario. “Jano Madrid hiciste de este mundo un lugar mejor”. “Marina Linda, desde aquí todo nuestro amor”. Este y otros mensajes conmovedores quedaron plasmados en unos 300 paneles, dispuestos en ocho ciudades del país.

“La idea surgió luego de preguntarnos cómo podíamos hacer que estos espacios fueran apreciados por la opinión pública dentro de este contexto. Entonces, los pusimos a disposición de los familiares y, de ese modo, ayudamos a humanizar la situación”, afirma Juan Carlos Gómez, publicista a cargo de la campaña.

“Paneles para decir adiós” logró así ponerle rostros a las cifras que han ubicado a Perú como el país con mayor mortalidad en el mundo a causa del COVID-19, a razón de 85,8 muertos por cada 100 mil habitantes. Un hecho que lamentablemente no ha sido suficiente para que algunos peruanos tomen consciencia de la gravedad del virus.

“La naturaleza de panel permitió que ese sentimiento de dolor se hiciera público y revelara la importancia de cuidarnos. No estamos celebrando la muerte sino buscamos sensibilizar que detrás de las cifras hay personas con nombre, apellido y una vida que ya no está”, comenta Gómez.

Mensajes genuinos

paneles para decir adiós

Esta campaña se realizó entre el 15 de agosto y el 15 de septiembre. Durante ese tiempo, estuvo activa la página www.panelesparadeciradios.com, donde los deudos escribían un mensaje no mayor a 44 caracteres y lo enviaban para que saliera publicado en una de las vallas de manera gratuita.

Esa dinámica permitió construir 3.159 mensajes diferentes, que en su conjunto narran el dolor de un país por una de las peores tragedias, después del terremoto de Áncash del 70 y el conflicto con Sendero Luminoso. “Haberle dado la oportunidad a la gente de expresar sus sentimientos y no hacerlo nosotros le dio más valor, porque la hizo más genuina”.

Vea tambien: ¿Qué juguete era el más popular en el año de su nacimiento?

La idea tuvo buena acogida. Cientos de comentarios y mucha prensa. Sin embargo, Gómez confiesa que pensó que recibirían más mensajes. En este caso, jugó en contra la desconfianza arraigada en los peruanos de no creer en una campaña que ofrecía un beneficio a cambio de nada.

“Influyeron varios factores. Por un lado, los incrédulos que dudaron que fuera un servicio gratuito. Por otro, el hecho de que tenemos a un sector de la población que no está habituada al uso de medios digitales. Luego, no faltó quien aprovechó la plataforma para escribir mensajes fuera de tono, lo que nos obligó a desechar unos 8 mil”, afirmó Gómez.

Vea también: 10 cosas que quizás no sabía de Kenzo Takada

Ahora, esta iniciativa social busca transformarse. Quizás a una campaña para agradecer o para reforzar el cumplimiento de las medidas sanitarias, en caso de que llegase a ocurrir una segunda ola de contagios. Aún no lo tienen claro, porque siguen asimilando el impacto y el sentir de tantas palabras cargadas de tristeza.

“Hubo muchos mensajes que nos golpearon, pero eso hacía que la satisfacción de este trabajo creciera. La pandemia ha sido de una de las peores tragedias de este país y la sociedad tiene que desahogar ese dolor. Lo peor que puede ocurrir es seguir creyendo que aquí no pasó nada”.

Octubre
29 / 2020

LO MÁS COMPARTIDO

24 noviembre, 2020 VER MÁS
22 noviembre, 2020 VER MÁS
21 noviembre, 2020 VER MÁS

ARTICULOS RELACIONADOS

24 noviembre, 2020 VER MÁS
23 noviembre, 2020 VER MÁS
22 noviembre, 2020 VER MÁS
21 noviembre, 2020 VER MÁS