INICIO//Estilo de vida//Salud y Fitness//Siete alimentos para subir las defensas del cuerpo

Siete alimentos para subir las defensas del cuerpo

Está comprobado científicamente que hay alimentos que refuerzan las células de nuestro cuerpo. A su vez, hay otros que lo debilitan.

Foto: Trang Doan / Pexels

Está comprobado científicamente que hay alimentos que refuerzan las células de nuestro cuerpo. A su vez, hay otros que lo debilitan.

H oy es el turno de hablar de alimentación. “Está comprobado científicamente que hay alimentos que poseen propiedades inmunomoduladoras que refuerzan las células que están en nuestro cuerpo. A su vez, hay alimentos que lo debilitan, como los ultraprocesados, que reemplazan la comida real y por ende los nutrientes que necesitamos”, comenta Carlos Ríos, nutricionista y autor de Cocina comida real ¿Cuáles son los alimentos para subir las defensas?

La doctora Diana Rojas, por su parte, expresa que para disfrutar de los beneficios de estos alimentos es necesario adaptarlos a su estilo de vida. “Es de suma importancia generar un patrón alimenticio, acompañado de un buen descanso para que las propiedades de estos alimentos tengan un efecto duradero en nuestros cuerpos”.

A continuación vea los alimentos para subir las defensas:

Limón, el amigo de todos los alimentos

alimentos para subir las defensas

Foto: Jessica Lewis en Unsplash.


Su alto contenido de vitamina C activa múltiples mecanismos del sistema inmunitario para subir las defensas.

“La concentración de aminoácidos del limón mejora el estado inmunológico, ya que activa los linfocitos T, que atacan toda forma de virus, los macrófagos, que atrapan todos los agentes extraños que ingresan al cuerpo, entre otra producción de anticuerpos”, comenta Diana Rojas.

Cebolla, potente sabor y valor nutricional

Foto: Thomas Martinsen en Unsplash.


Sabemos que hay pocas personas que disfrutan de la cebolla cruda y más si se trata de una preparación que promete subir las defensas del cuerpo. Sin embargo, este alimento es uno de los grandes aliados del sistema inmune gracias al beneficio directo en células como la fagocitosis, que se encarga de digerir y eliminar las partículas nocivas para el cuerpo, y las inmunoglobulinas, los anticuerpos de la sangre.

“La cebolla también cuenta con propiedades antialérgicas e inmunoestimulantes, por lo que su consumo ayuda a curar los catarros, hinchazones, las enfermedades de la garganta e incluso dolores de estómago causado por parásitos”, explica Rojas.

Puede consumir la cebolla cruda o si desea matizar su sabor, puede machacarla y combinarla con una onza de jugo de limón. Lo puede tomar antes de las comidas para abrir el apetito y regular su sistema digestivo.

Ajo, el enemigo del ácido úrico

Vea tambien: ¿Podemos obligar a nuestro cerebro a sentir felicidad?

Foto: voyas team en Unsplash.


El ácido úrico es la sustancia química que se produce en el hígado, intestinos, riñones y músculos, luego de una comida con exceso de grasas y alcohol. Esto, por supuesto, genera que su sistema inmune se vea afectado y empiece a trabajar de forma lenta.

Es aquí donde entra el ajo. “Al igual que la cebolla, el ajo cuenta con propiedades antialérgicas y estimulantes para subir las defensas. También elimina el ácido úrico del cuerpo y sirve para tratar problemas intestinales, reumatismo, falta de apetito, voz ronca y tos seca”, complementa Rojas.

La mejor forma de adquirir las propiedades del ajo es tomando su jugo o comiéndolo crudo. Eso sí, acompáñalo con un pan o unas galletas para matizar su potente sabor en boca.

Albahaca, el aliado de la digestión

Foto: Rob Pumphrey en Unsplash.


La albahaca, al igual que las hojas verdes, contiene ácido fólico, vitamina C y vitamina K, nutrientes que ayudan a subir las defensas en diferentes niveles. “La albahaca también es conocida como un tónico digestivo que ayuda a circular las propiedades alimenticias de los demás alimentos”, comenta la experta.

Por otro lado, esta hoja tiene propiedades carminativas, es decir, favorece la expulsión de gases y la reducción de cólicos estomacales y menstruales. Lo ideal es consumirla cruda, porque al cocinarse pierde aproximadamente 75 % de sus vitaminas y minerales.

Zanahoria, la verdura más notoria

Foto: David Holifield en Unsplash.


Masticar la zanahoria no solo limpia los dientes, sino que además se activan sus propiedades antivirales que a su vez ayudan a subir las defensas. Al igual que el ajo, esta verdura absorbe el ácido úrico y otros agentes poco saludables del cuerpo, como las grasas y los excesos de azúcar.

“La zanahoria contiene un alto contenido de vitaminas A, B, C, G, además de sales minerales como hierro, potasio, sodio, fósforo y calcio. Es un alimento que ayuda al sistema inmunitario, especialmente a la salud de los pulmones”, señala Rojas.

Puede consumirla en barritas, jugo o en ensaladas. Se recomienda no cocinarla para evitar la pérdida de nutrientes.

Vea tambien: Nicole Pillman se reinventa con el disco colaborativo "Renacer"

Pepino, para comer en el camino

Foto: Michael Longmire en Unsplash.


“El pepino se debe comer solo, especialmente sin vinagre ni sal, ya que estos elementos evitan la buena absorción de sus nutrientes. También hay que evitar combinarlo con alimentos picantes”, comenta Rojas.

Entre las múltiples propiedades de esta fruta están: la purificación de la sangre, dolor de ovarios, vagina, abdomen, úlceras y otras afecciones del organismo. Si desea subir sus defensas tome jugo de pepino 3 veces al día para una rápida absorción de sus nutrientes y minerales como el hierro, fósforo y magnesio.

Naranja, para absorber nutrientes

Foto: Mae Mu en Unsplash.


La naranja es uno de los alimentos naturales que funcionan en toda su plenitud si se comen solos. Cuenta con algunos beneficios del limón como la activación de linfocitos T y los macrófagos, además de ser más agradable al paladar. Contiene minerales como el fósforo y el calcio, además de su conocida porción de vitamina C.

“Tanto su cáscara como su pulpa son ricas en minerales que ayudan a relajar y eliminar los nervios y el estrés, debido a su alto contenido de vitaminas. Es casi tan buena como el ajo y la cebolla”, comenta la experta.

Lo más recomendable es comerla directamente para absorber los beneficios de su pulpa. También puede aprovechar su cáscara para hacer aromáticas y dulces para acompañar sus tardes de trabajo.

¿Conoce otros alimentos para subir las defensas?

También le puede interesar: Cinco consejos para mantener sus defensas altas

Septiembre
06 / 2020