INICIO//Tendencias//¿La práctica hace al maestro? ¿Qué dice la ciencia?

¿La práctica hace al maestro? ¿Qué dice la ciencia?

Los expertos dicen que el entrenamiento es necesario, pero sin una habilidad innata no es posible alcanzar todo su potencial.

Foto: Daniel Chekalov / Unsplash

Los expertos dicen que el entrenamiento es necesario, pero sin una habilidad innata no es posible alcanzar todo su potencial.

J ulián Sarmiento* creía que su empeño lo llevaría a convertirse en el mejor pintor del mundo. Lo visualizó, como lo recomiendan los nuevos gurús del internet (y del coaching), y se dedicó durante meses a pintar y mejorar su técnica. Sin embargo, después de un tiempo se enfrentó a la cruda realidad: “No siempre la práctica hace al maestro”.

“Pinté y pinté hasta que las manos me dolían. Gasté pinceles y lienzos con la esperanza de encontrar el camino a la gloria”, comenta Sarmiento, quien recibió el apoyo de su novia. “Un día mi pareja se sentó conmigo y le expliqué lo básico, ella no era devota de la pintura, ni le interesaba, y a pesar de esto lo hacía mucho mejor que yo”. Desistió y echó los cuadros y pinceles al fondo de la basura.

La experiencia de Sarmiento no es más que la punta de un iceberg que la humanidad ha vivido a lo largo de su historia. De hecho, este fenómeno lo han estudiado los psicólogos durante más de 20 años y encontraron que las diferencias entre tener una habilidad no siempre están determinados por la práctica.

“La práctica es importante, pero importa mucho menos de lo que pensamos. Gracias a este metaanálisis descubrimos que la práctica influye en el 26% de nuestro rendimiento en juegos; 21% para la música; 18% para los deportes; 4% para la educación y menos del 1% en las profesiones”, comenta Brooke N. Macnamara, líder de la investigación de la Universidad de Princeton, de Estados Unidos.

Aceptar que el resto es por naturaleza

Macnamara acepta que este es un tema que ha dado para largos debates en la psicología. Por un lado, los expertos dicen que el entrenamiento es necesario para alcanzar un alto nivel de rendimiento, es decir que la práctica hace al maestro.

Pero por el otro, los expertos confirman que la persona debe contar con una habilidad innata para esa actividad, que se desempeñe con tal facilidad y a partir de allí desarrolla todo su potencial. ¿Quién tiene la razón?

Ante estas dudas, conversamos con la psicóloga Sonia Clavijo, quien compartió con Diners su experiencia sobre el tema y nos amplía el panorama para saber si realmente la práctica hace al maestro, o si solo se trata de un dicho.

Aceptar que no tiene la habilidad

Después de haber botado los lienzos y pinceles a la basura, Sarmiento no quería ver a nadie, era otra persona. En su interior estaba furioso por no haber hecho bien un retrato de sí mismo. Después se dio cuenta de que después de tanta práctica no se convirtió en el afamado pintor que pensaba.

Vea tambien: ¿Podemos obligar a nuestro cerebro a sentir felicidad?

“La mente humana es única en cada uno de nosotros. Tal vez a uno le sirva practicar y a otro le sale por inspiración, pero ambos personajes deben tener la fortaleza mental para decir ‘voy a detenerme porque soy pésimo en esto’ o ‘soy muy bueno y seguiré trabajando para ser el mejor”, comenta Clavijo.

Este es el momento crucial en el que debe mirarse al espejo y aceptar si es un crack en el fútbol, yoga o basket, o si definitivamente debe buscar otro hobbie.

Los beneficios de aceptar el fracaso

“Hay que ser resilientes ante el fracaso. Conozco personas que van de fracaso en fracaso y de un momento a otro encuentran algo en lo que son realmente buenas, pero eso sucede a partir de mucho esfuerzo mental”, comenta la doctora Clavijo.

“Muchas personas se dicen a sí mismas que son malas para algo que jamás han hecho. Y cuando lo realizan se encuentran con una fortaleza, fluidez y naturalidad que lo llega a reconfortar y esas son las actividades que hay que buscar”, añade.

El secreto está en encontrar ese hobbie, deporte o actividad que le dé satisfacción y que lo anhele hacer, “que cuando se sienta mal pueda refugiarse en esa actividad y encontrar paz, porque en estas actividades encontrará un equilibrio para los demás factores de su vida”.

Bien dijo Michael Jordan al finalizar su carrera: “He fallado más de 9 mil tiros en mi carrera. Perdí casi 300 juegos. Veintitrés veces confiaron en mí para hacer la anotación para ganar un juego y la erré. He fracasado una y otra vez en mi vida y eso es por lo que tengo éxito”.

¿También aplica para el trabajo?

Aunque el hallazgo Macnamara revela que la práctica en el trabajo influye mucho menos que en otras actividades, la doctora Clavijo recuerda que hasta en esta instancia el conocimiento y la habilidad debe fluir sin sacarlo de casillas.

“Si está en un trabajo donde se angustia todo el tiempo, lo siente tortuoso y no lo disfruta, salga de ahí porque está poniendo en riesgo su salud mental”, comenta.

Vea tambien: Nicole Pillman se reinventa con el disco colaborativo "Renacer"

Lo que debe analizar de su trabajo es, primero, si lo hace feliz; y luego, si se puede desempeñar con libertad y si lo visualiza en su futuro. Si esto no sucede, replantee las cosas, así estemos en medio de una pandemia.

Creencias cabales

“Es que si es para uno es para uno”; “si mañana hace sol es porque se me van a dar las cosas”; “si no pasa el bus en cinco minutos es porque el destino no quiere que vaya a esa lugar”. Estamos seguros de que también ha escuchado o pensado en estas frases.

En cierta forma es gracioso, pero no lo utilice para tomar decisiones importantes “Este es un pensamiento infantil y cabalístico. Sabemos que el destino es una cosa muy diferente a la de trabajar y abrirse paso a lo que uno quiere. Tiene que haber un esfuerzo y más si se trata de algo que nos interesa realmente”, comenta Clavijo.

Por último, la experta aconseja que “la actividad que quiere hacer a futuro la debe cumplir por su propia determinación, no por su familia o amigos, sino por el deseo de lograr sus metas personales y levantarse de los fracasos”.

Ahora Julián Sarmiento lleva bien el hecho de haber “fracasado” en la pintura, ahora lo intenta con la cocina, ¿será un buen chef? ¿Cómo le irá?

*El nombre fue cambiado a petición de la fuente. ¿La práctica hace al maestro? ¿Usted qué opina?

También le puede interesar: ¿Cómo saber si usted sufre de estrés silencioso?

Agosto
16 / 2020