INICIO//Cultura//Música//El legado de Ennio Morricone en ocho bandas sonoras

El legado de Ennio Morricone en ocho bandas sonoras

Resumir la carrera de más de 60 años de la leyenda del cine Ennio Morricone es casi imposible. Sin embargo, Diners le muestra una selección de ocho obras para recordar su trabajo.

Foto: Wikipedia Commons

Resumir la carrera de más de 60 años de la leyenda del cine Ennio Morricone es casi imposible. Sin embargo, Diners le muestra una selección de ocho obras para recordar su trabajo.

R esumir la carrera de más de 60 años de Ennio Morricone en ocho, diez, veinte o más composiciones es casi imposible. El compositor italiano es una leyenda de la historia del cine y a pesar de su partida, quedan intactas las más de 500 bandas sonoras que realizó para la pantalla grande y chica.

Sus partituras pasaban por el jazz, orquestaciones románticas, rock psicodélico y diferentes estilos musicales que intentaba marcar con su propio sello.

Morricone firmó algunas de las bandas sonoras más memorables de la historia del cine.

Creó el tema del aullido de coyote para el icónico spaghetti western (conocido también como el Italian Western, un subgénero de películas occidentales que surgió en la década de los 60) The Good, the bad and the ugly y realizó inquietantes composiciones para películas clásicas de gángsters de Hollywood como The Untouchables y la épica Érase una vez en América.

También le puede interesar: ¿Dejó de escuchar nueva música a los 30 años? Esta es la razón científica

Tuvo dos grandes referentes para sus composiciones: Johann Sebastian Bach e Ígor Stravinski: “Son ellos los dos polos determinantes”, afirmó el compositor en el libro-entrevista Ennio, un maestro, escrito con su gran amigo Giuseppe Tornatore.

Uno de los secretos de sus composiciones es el rol del silencio. “El silencio es música, al menos tanto como los sonidos, quizá más. Si quieres entrar en el corazón de mi música, busca entre los vacíos, entre las pausas”, afirmó Ennio Morricone en el libro.

En 2007 recibió el Óscar honorífico y una década después, en 2016, lo ganó por la banda sonora de Los ocho más odiados (2015) de Quentin Tarantino. El pasado 5 de junio del 2020 Morricone recibió el galardón del Premio Princesa de Asturias de las Artes 2020 junto a John Williams, su compañero de profesión.

Ennio Morricone falleció el 6 de julio a los 91 años en una clínica de Roma por las complicaciones de una caída que sufrió en los últimos días.

Conozca ocho bandas sonoras memorables del compositor italiano y recuerde esas melodías inolvidables que quizá hacen parte de sus películas favoritas.

Cinema Paradiso – 1988

La imagen del joven Salvatore bajo la lluvia esperando a que Elena abra la ventana, o la del niño aprendiendo el arte de la cinematografía de manos de Alfredo, es inolvidable. Sin la música de Morricone esas escenas no formarían parte del imaginario colectivo de los cinéfilos, por eso la banda sonora de esta cinta de Giuseppe Tornatore es considerada una obra maestra.

El bueno, el feo y el malo – 1966

Lo que hizo Ennio Morricone en el duelo final de El bueno, el feo y el malo fue mágico e inolvidable.

Vea tambien: Cinco plantas de interior fáciles de cuidar

El uso de las guitarras eléctricas, las voces de sopranos, armónicas, campanas y un par de notas de flauta y de arpa, trasladan al espectador al ambiente de este mítico wéstern y hace que su banda sonora sea una de las más populares y reconocibles de la historia del cine. Incluso Metallica empieza todos sus conciertos con esta melodía.

La misión – 1986

En una entrevista con The Guardian en 2001, Morricone afirmó que debió haber ganado un Óscar por su composición para La Misión, señalando que Round Midnight -la película que ganó el premio- no presentaba música original.

Cada melodía supo captar todos los matices de esta historia de religión, sacrificio y abuso de poder. Cada una de las piezas musicales de esta película muestra cómo Ennio Morricone podía adaptar las composiciones a las necesidades de cada historia. Cualquier cinéfilo es capaz hoy de silbar la melodía de El oboe de Gabriel.

Érase una vez en América – 1984

La música que se le ocurrió a Morricone para su colaboración con Sergio Leone en Érase una vez en América, fue tan emotiva y completa, que el director comenzó a tocarla en el set para crear un ambiente adecuado durante la grabación.

Es difícil escoger un solo momento de la partitura, pero el tema que Morricone ideó para el condenado miembro de la pandilla Phillip “Cockeye” Stein, es inquietante, sobre todo por el uso de la flauta de pan de Gheorghe Zamfir.

Los intocables, de Eliot Ness – 1987

Una sección de cuerda que marca el ritmo de los gánsteres de Chicago y una banda sonora que da vuelo y épica a la labor del grupo especial de policías encabezado por Ness, sirve para acompañar las escenas de esta película.

El éxito del director Brian De Palma le otorgó a Sean Connery su primer y único Óscar. Al actor británico lo acompañó un espectacular reparto con nombres como Kevin Costner, Andy García o Robert de Niro.

¡Átame! – 1990

Ennio Morricone también dejó su sello sonoro en el universo de Pedro Almodóvar en esta cinta protagonizada por Antonio Banderas, quien interpreta a un joven de 23 años obsesionado por una actriz drogadicta en recuperación.

Esta película es recordada por tener el récord de mayor número de nominaciones en los Goya y ningún galardón en las manos de los protagonistas.

Vea tambien: Cinco tips para sacar provecho de su ancho de banda

De nuevo las flautas y los violines están presentes en cada escena y le dan el toque seductor característico de la historia.

La leyenda del pianista en el océano – 1998

Ennio Morricone volvió a trabajar junto a Giuseppe Tornatore una década después de Cinema Paradiso para musicalizar esta adaptación del monólogo teatral Novecento, del dramaturgo Alessandro Baricco.

Playing Love es uno de los soundtracks más destacados de la banda sonora de esta película donde el británico Phillip Roth (Tim Roth), encarna a un pianista que pasa su vida en el buque RMS Virginian, mientras atraviesa el Atlántico desde Europa a Estados Unidos y viceversa. Él observa el mundo a través de las ventanas de su camarote y cruza miradas con una hermosa joven que espera algún día conocer.

Los ocho más odiados – 2015

Morricone no hacía la banda sonora de un wéstern desde Dos granujas del Oeste (1981).
A sus 87 años aceptó la propuesta de Quentin Tarantino después de haberla rechazado en un primer momento y esto le permitió ganar un Óscar en el 2016.

Cambió de opinión cuando el director fue a visitarlo a su casa en Roma y aceptó la condición de que Morricone creara una banda sonora que no se pareciese a nada que había hecho antes en el género. Esto lo confesó recogiendo el Globo de Oro, que también ganó ese año.

En sus melodías recoge su trabajo de los años 70 y 80 para crear una serie de piezas melancólicas, oscuras, inquietantes y misteriosas que acompañan a la perfección el suspenso de la novena cinta del director estadounidense.

Vea también: Relájese con estas canciones clásicas, recomendadas por expertos

Julio
15 / 2020

LO MÁS COMPARTIDO

7 agosto, 2020 VER MÁS