INICIO//Estilo de vida//Tecnología//Teletrabajo: ¿cómo ser productivo sin sacrificar su vida personal?

Teletrabajo: ¿cómo ser productivo sin sacrificar su vida personal?

Diners habló con especialistas en psicología organizacional sobre cómo encontrar el equilibrio entre el teletrabajo y los asuntos personales. La clave está en aprender a administrar el tiempo.

Foto: Vlada Karpovich / Pexels

Diners habló con especialistas en psicología organizacional sobre cómo encontrar el equilibrio entre el teletrabajo y los asuntos personales. La clave está en aprender a administrar el tiempo.

L ograr un equilibrio entre la vida privada y laboral es uno de los principales retos para quienes hacen teletrabajo. Muchos fueron prácticamente ‘empujados’, durante el periodo de confinamiento, a esta modalidad que comenzó como una opción transitoria, y a la que muchas empresas han migrado de forma permanente.

En Perú el teletrabajo fue regulado en 2013 mediante la Ley 30036. Solo hasta este año, debido al aislamiento obligatorio preventivo por el Covid-19, comenzó a ser incorporado como recurso fundamental para mantener la operación de organizaciones de todo tipo.

En algunos casos su implementación fue casi improvisada y el proceso de transición se hizo ‘sobre la marcha’. Un escenario que puso en evidencia la necesidad de transformación digital de muchos sectores.

Para Tatiana Cuadros Basis, psicóloga clínica y organizacional, especialista en empleabilidad y mentoring empresarial, hay ciertas habilidades o competencias que se deben desarrollar para hacer un teletrabajo eficiente sin afectar la vida personal. Una de ellas es la disciplina, fundamental para mantener la puntualidad, aunque ya no se trabaje en un espacio físico corporativo.

También considera necesario tener la capacidad de administrar el tiempo de forma eficaz. “Las actividades del hogar se cruzan entre distintas reuniones de trabajo durante el día. Si no hay gestión adecuada de horarios, el estrés no tardará en venir y la productividad bajará indiscutiblemente”, afirma Cuadros.

teletrabajoFoto: Julia M Cameron / Pexels

Diferenciar teletrabajo de carga excesiva

Un trabajo virtual remoto no debería demandar más horas de las acordadas en el contrato laboral. Por ello es importante que en esta nueva modalidad exista claridad, entre empleador y empleado, sobre el tiempo destinado a cada actividad.

Al respecto la psicóloga Cuadros señala que las empresas deben establecer pautas para un desempeño productivo y sostenible del teletrabajo. A través de indicadores, por ejemplo, es posible medir la cantidad de horas invertidas en la realización de tareas.

Esto permite a las personas identificar con mayor facilidad cuándo hay exceso de trabajo. “Si para conseguir los mismos resultados se destina más tiempo de lo que indica el horario laboral, entonces el trabajo está siendo excesivo y esto generará estrés que puede derivar en el síndrome de ‘burnout’ o síndrome del quemado. Algo que ocurre cuando se presenta un estado de agotamiento físico, mental y emocional”, explica Cuadros.

Por su parte María Paz Sáenz, psicóloga clínica y docente de la Pontificia Universidad Católica del Peru –UPC, afirma que las personas que tienden a ser más ordenadas serán las primeras en darse cuenta cuando el trabajo está invadiendo su ámbito personal. Esto debido a que tienen un horario físico o mental asignado para los temas laborales, personales y sociales.

Ambas especialistas recomiendan algunos puntos clave para teletrabajar de forma más organizada y eficiente:

– Diferenciar el espacio laboral de los demás espacios en el hogar. No hacerlo implica que se pierda la concentración con facilidad debido a distracciones del entorno.

– El lugar elegido, en lo posible, debe tener buena iluminación y estar aislado del ruido.

– Hacer pausas de 15 minutos por cada hora de trabajo.

Vea tambien: Cinco plantas de interior fáciles de cuidar

– Armar una playlist de géneros musicales que son efectivos para relajar y elevar el estado de ánimo. Por ejemplo, el jazz o bossa nova.

– Usar ropa distinta para cada actividad. Esto permite a la mente diferenciar un contexto laboral del personal.

– Practicar la introspección. El termómetro interior permite ver cómo nos sentimos frente a distintas situaciones y saber cuándo una actividad ya no nos hace felices.

Las 5S del método japonés

teletrabajoFoto: Claudio Schwarz / Unsplash

Una opción que puede ser útil para organizar el teletrabajo es el método japonés de las 5S: Seiri (organizar), Seiton (ordenar), Seiso (limpiar), Seiketsu (estandarizar) y Shitsuke (mantener). Cuadros lo considera de gran ayuda para discernir entre lo importante y lo que no lo es al momento de adecuar un espacio laboral en el hogar.

“Debes hacer una inspección de lo que tienes a tu alrededor. Organizas, ordenas, después limpias, botas todo lo que ya no sirve, estandarizas procesos para que todo pueda perdurar en el tiempo y mantienes eso de manera que no tengas que iniciar el proceso desde cero todas las veces”.

Es un método bastante eficiente que ayuda aumentar la productividad. Si se sigue este procedimiento es más fácil encontrar un ambiente de trabajo apropiado, porque se habrá eliminado lo que ya no se necesita y se contará con más espacio para disponer”, argumenta.

Manejo eficiente del tiempo 

Un tema que la psicóloga Cuadros considera esencial para garantizar la productividad en el teletrabajo es la gestión eficiente del tiempo. Cuestiones asociadas a aspectos tecnológicos, aunque parezcan menores, pueden retrasar los tiempos y convertir espacios, como reuniones virtuales, en momentos pocos productivos. Por lo tanto, sugiere:

– Tener una agenda concertada antes de cada encuentro virtual. Para que sean efectivas y se aborden solamente los temas concretos.

– Respetar los horarios pactados.

– Revisar previamente la conexión a internet y probar el funcionamiento de la cámara y el micrófono.

La autorregulación en este contexto también es importante para no descuidar el rendimiento. Esto implica que las personas deberán, por sí mismas, mantener la disciplina en el cumplimiento de horarios y tiempos para el desarrollo de tareas asignadas. Asimismo, tendrán que adaptarse al uso de nuevas tecnologías y capacitarse en el desarrollo de nuevas habilidades digitales y de comunicación.

“Para muchas personas, el lugar de reposo se convirtió en el lugar de trabajo. Esto significa que se perdió esa sensación de ‘oasis’ al llegar a casa. Hoy conviven en un mismo espacio físico la vida laboral y la personal. Algo que puede ser difícil de asimilar”, comenta Sáenz.

Vea tambien: Cinco tips para sacar provecho de su ancho de banda

Por esta razón la flexibilidad es otro de los aspectos que se consideran principales para administrar el tiempo. Sáenz recomienda adoptarla como un recurso que permita hacer cambios en la organización de las actividades y equilibrar las tareas personales con las de la empresa.

¿Qué se gana y qué se pierde con el teletrabajo?

teletrabajoFoto: Marília Castelli / Unsplash

Con un modelo de trabajo virtual, dice Cuadros, se pierde la capacidad de socialización. Aunque, señala, este nuevo esquema laboral también reduce algunos aspectos negativos que impactaban el clima de una organización, como los rumores de pasillo.

El ahorro de costos de alquiler de espacios, de pago de transporte y el poder compartir más tiempo con la familia, son otros puntos favorables de la situación que destaca Cuadros.

El cambio aceleró la innovación

Según esta especialista en psicología organizacional, pese a que las sociedades latinoamericanas no estaban preparadas para el teletrabajo, por ser más tradicionales y resistentes al cambio, han encarado la situación y están aprendiendo. Esto se dio porque el escenario global no les dejó otra alternativa.

“Las empresas han invertido en tecnología y están flexibilizando sus procesos. La coyuntura les planteó un único escenario: adaptarse al cambio o dejar de evolucionar y estancarse”, comenta Cuadros.

Esta nueva cultura laboral aceleró en las organizaciones los procesos de innovación y migración hacia estructuras digitales. En esa transformación algunas personas han tenido más facilidad y recursos para adaptarse a cambios que impactan en costumbres y prácticas sociales y culturales como sucede con el teletrabajo.

“Esa línea divisoria entre trabajo y vida personal es hoy más imaginaria que nunca. Antes, el espacio físico nos ayudaba porque al llegar a casa se podían dejar afuera los asuntos de oficina. Al menos en términos de espacio.  Ahora nuestro lugar de ocio es el mismo de trabajo, no tenemos un espacio concreto que nos ayude a separarlo. De allí que sea importante aprender a organizar el tiempo y establecer prioridades”, expresa Sáenz.

Aunque lograr este equilibrio puede tardar un poco, ambas especialistas coinciden en la importancia de aprender a convivir con todos los cambios que genera la nueva normalidad.

El desafío, afirman, en la configuración social que emerge y que está regida por las pantallas, es no perder el sentido de comunidad y de empatía. El bien de todos es el bien propio.

Es su turno. ¿Conoce algún otro consejo para trabajar desde casa?

También le puede interesar: 6 claves para hacer un teletrabajo exitoso

Julio
12 / 2020

LO MÁS COMPARTIDO

7 agosto, 2020 VER MÁS