Yoga en cuarentena: ejercicios para evitar el estrés

Carla Palacios Pasapera da consejos para despertar nuestros cuerpos, evitar lesiones en tiempos de confinamiento y practicar yoga en cuarentena.

El confinamiento nos obliga a tener otra relación con el tiempo y el espacio, en la que, por obligación, estamos encerrados en nuestras casas. Muchas veces debemos trabajar en un lugar que no está tan preparado como una oficina -pensemos solamente en la comodidad de las sillas que tenemos disponibles- y nos movemos mucho menos.

Con el tiempo, esos cuerpos quietos comienzan a pasar factura de algunos dolores. A eso, debemos sumarle el estrés y la incertidumbre de un mundo cada vez más difícil de entender.

El stretching -estiramiento- y el yoga, son dos buenos aliados para cuidar nuestro cuerpo y construir un puente con la mente, que, en estos tiempos, no se detiene ni un segundo. Carla Palacios Pasapera, instructora de yoga y meditación desde hace 20 años, ahora mudó sus clases a las plataformas virtuales.

Carla, además de tener una extensa carrera en el mundo de la comunicación, da algunos consejos para hacer yoga en cuarentena, y así, pasar estos días con más sosiego y sin dañar al cuerpo.

Presenta noticias, hace podcasts, conduce eventos, da clases de yoga y meditación… ¿Con qué actividad se siente más identificada?

La verdad, con todas. Me identifico profundamente con la comunicadora porque hace 20 años que trabajo en ese mundo. Soy locutora, presentadora de noticias y entrevistadora, pero también soy instructora de yoga desde hace dos décadas.

¿Cómo llegó el yoga a su vida?

Estaba buscando una manera alternativa de mejorar mi salud física y emocional. En esa búsqueda me fui encontrando con personas, como un maestro de yoga con el que me quedé quince años y alguien que practicaba acupuntura.

Al principio, pensé que el yoga era una práctica suavecita para estar en el limbo. Luego me di cuenta de su potencial como herramienta funcional para el ejercicio físico intenso. También de profundo estiramiento. Eso es solo a nivel físico, después, me fui dando cuenta de los cambios en la salud emocional y espiritual.

El yoga da calma, concentración, quietud y estabilidad anímica. En lo espiritual, te conecta con algo más profundo: la quietud y la meditación.

Hizo referencia al estiramiento. ¿De qué manera nos ayuda a la relajación en estos tiempos tan duros?

El estiramiento es fundamental para nuestra salud en estos días de confinamiento. El cuerpo empieza a entumecerse y a ponerse rígido; aparecen los dolores en las articulaciones. ¿Qué pasa con la piel y la musculatura? Se ponen endebles y débiles.

Con el stretching y otros trabajos de fortalecimiento y equilibrio, consigues una condición física bastante buena. El yoga tiene un gran maravilla: puede hacerse en espacios reducidos, ya sea tu sala de estar o tu oficina. En lugar de un bloque de madera, puedes usar un libro. O una chalina en vez de una correa para estirar. No debes salir de casa para practicarlo.

Yoga en cuarentena Carla Palacios Pasapera

¿Cuánto tiempo de estiramiento es suficiente para lograr una buena higiene corporal?

No se necesita una rutina de una hora ni mucho menos. Es más que suficiente con 20 a 30 minutos diarios para lograr una adecuada higiene corporal, buena salud y que el cuerpo no te pase factura.

¿Puede indicarnos una rutina básica para hacer yoga en cuarentena?

Pones en el piso un mat – alfombras para hacer yoga- y te acuestas. Con una chalina o correa de yoga, empiezas a estirar tus piernas y brazos; vas a sentir cómo se estiran de una forma increíble. Con una práctica regular, el estiramiento irá aumentando; el cuerpo sentirá menos el dolor y estarás más ágil.

Si trabajas mucho tiempo sentado en una silla, debes estar muy atento a tu columna vertebral. Si estiras poco a poco, tu postura será más digna; incluso hay gente que recuperó talla por el estiramiento que hizo. Están más erguidos y con una actitud más animada en la vida.

Usted da clases por Zoom y otras plataformas virtuales. ¿Cuáles son las preocupaciones más frecuentes de los alumnos?

Llegan preocupados y estresados; en realidad, más que el estrés normal es un distrés negativo. Además del dolor físico, la gente está asustada e intolerante. Todas esas cosas impactan negativamente en la salud.

Además de toda esa preocupación por el “afuera”, está el impacto del confinamiento…

Claro, te obliga a estar con más gente en casa. De repente, tus espacios se reducen y la gente está hacinada en su hogar. Lo que suele pasar es que se cierra el pecho. Debemos abrirlo arqueando la espalda y fortaleciendo el sistema respiratorio, con estiramiento de piernas y brazos.

Mucha gente tiene problemas en la zona lumbar por cargar tanto a sus hijos o hacer las compras. Frente a una pandemia, necesitamos un sistema inmunológico fuerte. Dentro de casa, podemos hacer mucho; debemos usar la creatividad y tener buena voluntad.

En estos momentos, más que nada, necesitamos quietud en el pensar. El pensar muerto es el obsesivo. El pensar activo es el que no se obsesiona con el futuro. Piensa en el presente. Y disfruta del aquí y el ahora.

 

También le puede interesar: ¿Cómo cuidar su salud mental en tiempos de cuarentena?

Artículos Relacionados

  • Cursos online gratuitos para certificarse con Google e IBM
  • Saque provecho de su celular con estos 10 trucos de WhatsApp
  • 7 cursos gratis de música para hacer desde casa
  • Quiz: Pruebe sus conocimientos sobre películas de moda