INICIO//Estilo de vida//Moda//AYNI: la empresa de moda peruana más reconocida en el exterior

AYNI: la empresa de moda peruana más reconocida en el exterior

Las empresarias Laerke Skyum y Adriana Cachay, hablaron con Diners sobre la historia de AYNI. La empresa de moda más reconocida del país.

Foto: Nina Moons - AYNI

Las empresarias Laerke Skyum y Adriana Cachay, hablaron con Diners sobre la historia de AYNI. La empresa de moda más reconocida del país.

H oy por ti mañana por mí, ese es el significado de AYNI en quechua, una consigna de vida que llevaría a Laerke Skyum y Adriana Cachay, a crear una de las empresas de moda más exitosas del país.

Han pasado más de diez años desde que este par de amigas decidieron fundar su negocio, pero ¿Cuál es la historia detrás de la marca peruana más reconocida en el exterior?

Una amistad que se convertiría en emprendimiento:

AYNI FOTOS LAERKE Y ADRIANA

A sus 19 años, con la curiosidad de quien desea comerse el mundo, Laerke Skyum empacó sus maletas y dejó atrás su Dinamarca natal para embarcarse en un viaje por Perú.

Sin saberlo, en aquellas vacaciones conocería a la persona que se convertiría en su socia y amiga. La misma que la recogería en el aeropuerto y le abriría las puertas de su hogar.

“El primer día llegué a la casa de Adriana gracias a su hermana, pues teníamos una conocida en común. Ella tenía una máquina de coser y telas antiguas, como yo sabía usarlas, le preparé un top y le dije: tú tienes un negocio acá”, explica Skyum.

Con el paso del tiempo esta relación peruano-danesa se consolidó. Cinco años después de su primer encuentro, encontraron la inspiración que les faltaba para comenzar de lleno con AYNI gracias a la hermana de Cachay, quien se encontraba en Europa haciendo su tesis universitaria sobre textiles peruanos.

“Mi hermana me pedía que le averiguara sobre la alpaca, por eso con Laerke conocimos ese tipo de textiles. Quedamos fascinadas, pues en esa época ya estábamos pensando en crear una marca sostenible y que resaltara los valores tradicionales de las comunidades peruanas. Jamás se nos había ocurrido lo de la alpaca”, cuenta Adriana.

El deseo por crear un producto único, junto con la motivación de apoyar a los artesanos locales que se encontraban aislados, formaron los cimientos de lo que hoy se conoce como AYNI. Su ópera prima fue un desfile de colección lanzado en París en 2007.

Moda con impacto social: un trabajo para certificar el tejido artesanal 

AYNI COMUNIDADES

Los tiempos cambian y la moda va adquiriendo más importancia en la vida cotidiana. No obstante, hace unos años este tema no era visto con buenos ojos en Latinoamérica. Para muchos era un negocio superficial que no generaba impacto.

Conscientes de esto y tras hacer un estudio de mercado minucioso, decidieron construir los pilares de la empresa basándose en la calidad del producto, la creatividad y sobre todo, un modelo de negocio de responsabilidad social, en el que las comunidades se vieran beneficiadas más allá de recibir un pago económico esporádico.

Vea tambien: D.N.I, la marca de moda peruana que resalta en Europa

“AYNI no es solo prendas bonitas, tenemos una cadena de valor manejada en un solo país, que no genera un mal impacto ambiental con el outsourcing. Sabemos con quién trabajamos, podemos decirte el nombre, apellido y cómo es el entorno de la persona que hizo su prenda”, explica Laerke.

Quizás la enseñanza que dejan Skyum y Cachay hacia las demás empresas es que no basta con decir “somos sostenibles”, hay que aplicarlo. Trabajan con materias primas peruanas como la alpaca o el algodón pima, fibras nobles y exclusivas que resaltan la herencia cultural del país.

Actualmente AYNI genera trabajo para 200 artesanos e impacta directamente en más de 1000 personas. Demuestran que ética y estética sí pueden ir de la mano.

En 2012, luego de trabajar más de un año y medio con el Ministerio de Trabajo, no solo fueron las encargadas de liderar la creación del perfil ocupacional de tejido a mano, también se convirtieron en el primer centro certificado del país en ese tema.

“Vimos que se estaban perdiendo estas tradiciones. Cada vez que visitábamos las comunidades, la conversación era la misma: las nuevas generaciones no querían aprender a tejer y a algunos no les interesaba ni siquiera el quechua. No había un factor motivacional para continuar haciéndolo”, explica Adriana.

A la fecha han avalado a 2000 artesanos tejedores en diferentes regiones del país. Planean certificar a diez mil personas más.

“Muchas de las personas que trabajan con nosotras son analfabetas, y algunas no hablan español. El recibir un certificado oficial las empodera. Además, en caso de que quieran ir a trabajar a otro lado, tienen un documento oficial que les permite demostrar sus conocimientos y negociar mejores condiciones laborales”, cuenta Laerke.

Gracias a esto han logrado ser la empresa nacional más reconocida en grandes mercados como Japón, Estados Unidos y Europa. Sus colecciones se han presentado en New York, Los Ángeles, Londres, París entre otras ciudades.

Además, es la única marca peruana que pertenece a la plataforma Tagwalk, llamada también el Google de la moda. Un sitio en el que se encuentran las mejores corporaciones del mundo fashion. Para poder entrar es necesario ser invitado.

Cabe resaltar que Laerke y Adriana también son las responsables de haber creado un cluster empresarial con organizaciones del sector de la moda. Una labor que les costó varios años pero que se hizo realidad en 2019.

Otros reconocimientos de AYNI 

AYNI TRABAJADORA

– Fueron seleccionados entre más de 800 postulantes a nivel internacional como el Proyecto de empoderamiento de la mujer de la Fundación Channel (2017).

– Obtuvieron el Premio de Innóvate Perú como empresa que genera alto impacto (2017).

– Galardonados con un estímulo de apoyo para internacionalización del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio y Turismo (2018).

Vea tambien: Testimonios: así es la vida de un viudo

Repensar el mercado de la moda en tiempos de pandemia

AYNI MODA

La situación de salud pública ha afectado a todos los sectores empresariales y AYNI no ha sido la excepción. No obstante, desde el año pasado la empresa ya estaba pensando cómo mejorar sus procesos y ofrecer un mejor servicio.

“Queremos humanizar la marca. Nos enfocaremos más en mostrar que nosotros sí somos transparencia radical, no solo contamos, también lo demostramos. Sabemos que la vida no va a volver a ser como antes. Estamos listas para dar nuestro grano de arena a través de nuestro trabajo”, cuenta Adriana.

Es por ello que su mayor preocupación está en las comunidades de los lugares aislados del país. Especialmente, quienes dependen del turismo y de proyectos como AYNI.

“A nivel general, hablando de la industria de la moda, nos asusta que un golpe económico nos pueda atrasar. Esto hará que sea más difícil proteger a todas las personas de nuestra cadena de valor, algunas en condiciones mucho más difíciles que nosotros. Por ejemplo, las comunidades que viven del día al día y que ahora están paralizadas”, comenta Laerke.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el mercado de la moda es el segundo más contaminante del planeta. Prueba de ello es el fast fashion, un modelo de consumo rápido que incita a las marcas a sacar colecciones constantemente y motiva a las personas a comprar cada vez más.

Para las fundadoras de AYNI, en estos tiempos lo que más se necesita es fortalecer el liderazgo. Las empresas que aplican bien la responsabilidad social deben ser vistas como algo normal, no como una excepción.

“Queremos mostrar que no somos adictas al fast fashion, que mata la creatividad. No tienes un mes para presentar la nueva colección y ya tienes que pensar en la siguiente, nosotros queremos un producto que tenga durabilidad”, cuenta Laerke.

La empresa no lanzará una colección nueva hasta, probablemente, el próximo año. Sin embargo trabajarán para mejorar sus canales de venta directa y fortalecer su plataforma ecommerce.

 

También le podría interesar: Así sería la moda después del Covid-19

Mayo
16 / 2020

LO MÁS COMPARTIDO

26 octubre, 2020 VER MÁS

ARTICULOS RELACIONADOS

30 septiembre, 2020 VER MÁS
22 septiembre, 2020 VER MÁS
19 septiembre, 2020 VER MÁS
17 septiembre, 2020 VER MÁS