INICIO//Estilo de vida//Viajes//Un recorrido virtual y literario del Perú para viajar estando en casa

Un recorrido virtual y literario del Perú para viajar estando en casa

Diners le presenta una ruta literaria para conocer Perú desde la literatura de Vargas Llosa, Vallejo, Arguedas y Clorinda Matto. Estos son los sitios que tiene que conocer si le gusta la literatura.

Foto: Roberto Nickson / Unsplash

Diners le presenta una ruta literaria para conocer Perú desde la literatura de Vargas Llosa, Vallejo, Arguedas y Clorinda Matto. Estos son los sitios que tiene que conocer si le gusta la literatura.

G racias a la obra de Mario Vargas Llosa, Perú es uno de los cinco países latinoamericanos que ha ganado un Premio Nobel de Literatura, galardón que obtuvo en 2010, sumándose a Colombia, Chile, Guatemala y México. Junto a Llosa, escritores como César Vallejo, José María Arguedas, Clorinda Matto de Turner, entre otros, han trabajado arduamente para que la literatura peruana sea conocida más allá del ámbito local.

Sin embargo, lo que poca gente sabe, es que hay una forma de acercarse a la literatura nacional y al mismo tiempo, recorrer varios puntos del país desde una perspectiva distinta. Por eso Diners eligió algunos de los autores peruanos más importantes para motivar a sus lectores a hacer una ruta literaria, una vez se haya superado el problema de salud mundial causado por el COVID-19.

Lima desde los ojos de Mario Vargas Llosa:

“¿En qué momento se había jodido el Perú?”, es la reflexión de Zavalita, personaje del libro Conversación en la Catedral, quien piensa eso en la puerta del periódico La Crónica Santiago, ubicado en una Avenida Tacna rodeada según el libro, “por automóviles, edificios desiguales, descoloridos y esqueletos de avisos luminosos flotando en la neblina de un mediodía gris”.

Esta es una de las tantas descripciones que hace Vargas Llosa sobre Lima, quien, en esta ocasión, hace alusión a un centro que hoy en día no ha cambiado mucho en comparación con el resto de la ciudad, y en donde funcionaba uno de los diarios más importantes del país. No obstante, si bien el edificio todavía sigue en pie, ya no acoge periodistas ni salas de redacción; ahora es un supermercado.

La capital se posicionó como uno de los espacios preferidos para su obra, pues sus personajes, atmósferas e historias, conformaron el hábitat perfecto para textos como Los Cachorros, La Ciudad y los Perros, La tía Julia y el escribidor, entre otros.

Prueba de ello es la conocida Plaza San Martín, un referente obligado en la vida de Vargas Llosa y de aquellos que, como él, trabajaron en el extinto diario La Crónica. También es un escenario habitual en libros como Conversación en la catedral.

En Los Cachorros y cuentos como Día Domingo, Miraflores se refleja como el barrio de clase media y alta de los jóvenes limeños de mediados del siglo XX, en donde ocurren los primeros acercamientos al amor, competencias alcohólicas y demás conflictos de una juventud que buscaba su lugar en el mundo.

Por su parte, en Conversación en la catedral, según las rutas literarias de PromPerú, “Miraflores tiene la función de ubicar con claridad el sector social de pertenencia de ciertos personajes, los que representan a las clases acomodadas”.

“No puedo librarme de Miraflores, no puedo dejar de escribir sobre Miraflores”, frase atribuida a Mario Vargas Llosa, sobre el lugar en donde, se dice, pasó los mejores momentos de su infancia y juventud.

No se puede hablar de un recorrido literario sin mencionar a Alberto Fernández, “El Poeta”, protagonista del libro La Ciudad y los Perros, conocido por su habilidad para escribir novelitas pornográficas y cartas de amor a cambio de dinero y cigarrillos, quien vivía en la Calle Diego Ferré, en una perpendicular de la comercial avenida Larco.

Además de la referencia en la novela, este lugar es uno de los más queridos por Vargas Llosa, pues en él se reunía con sus amigos de infancia.

César Vallejo, de Trujillo a Huamachuco:

César Vallejo nació el 16 de marzo de 1892 en Santiago de Chuco, a 165 kilómetros al este de Trujillo. Es considerado uno de los mayores innovadores de la poesía del siglo XX y para algunos, es el máximo exponente de las letras en Perú. Entre sus obras destacan los Heraldos Negros y Trilce.

Para conocer más sobre la vida de este artista es necesario desplazarse hasta el norte del país, iniciando por su lugar de nacimiento en la casa museo nombrada en su honor. Para la municipalidad de Santiago de Chuco, este “es un espacio donde se favorece la comprensión mutua, la cohesión social y familiar. Valores que puedan ser transmitidos a las generaciones venideras con el flujo del ejemplo de la vida del poeta”.

Vea tambien: Japón, el país que motiva a sus empleados a dormir más

Museo Vallejo
Museo Vallejo. Foto: cortesía Municipalidad Santiago de Chuco.

La ruta de Vallejo no estaría completa sin conocer Trujillo, lugar que vio nacer dos de sus obras más reconocidas . También alberga distintos sitios que llevan el nombre del poeta, como un equipo de fútbol, una universidad, auditorios, etc.

Vallejo llegó a esta ciudad tras ser acusado injustamente de incendiar y saquear la casa de una familia de negociantes en Santiago de Chuco. Lo encerraron en un calabozo durante 112 días (del 6 de noviembre de 1920 al 26 de febrero de 1921). Desde allí escribió Escalas mecanografiadas y el poemario Trilce, que terminó por revolucionar la lengua castellana y la poesía.


Estatua del poeta en el Parque César Vallejo.

Igualmente, Trujillo tiene más paradas para los amantes de la literatura del autor, como el antiguo colegio Pedro Ureña ubicado en la Plaza de Armas, donde el poeta trabajó como preceptor; el Hotel Arco, donde vivió en la habitación número 7, y el Rinconcito de César Vallejo, un restaurante de cocina criolla norteña.


Casa donde vivió Vallejo y ahora es restaurante.

El viaje de Vallejo debe contener a Huamachuco, ciudad en la que vivió su juventud. Ubicada en la Cordillera de los Andes, destaca por tener cerca el conjunto arqueológico preinca Marcahuamachuco, una vasta ciudadela de piedra situada en un cerro que ofrece una vista panorámica.

Huamachuco
Huamachuco. Foto cortesía Arqueología Perú.

Diversos escenarios tanto públicos como privados, ha venido promocionando el turismo literario sobre este poeta.

“En su momento promocionamos esta ruta, consistía en dos días partiendo desde Trujillo llegando a Santiago de Chuco, donde nació César Vallejo, y donde está la casa del poeta, además de ver diversos puntos del pueblo, entre ellos la iglesia, la alameda del poeta y el cementerio donde están sepultados sus familiares y una réplica de su tumba. También se observan diversos paisajes en la ruta y se degusta la gastronomía típica”, explican desde la asociación de turismo Ruta Moche.

José María Arguedas y su Andahuaylas natal:

Considerado como uno de los grandes representantes de la literatura nacional, José María Arguedas nació en Andahuaylas, Apurímac, en 1911. Es conocido por introducir una visión interior más profunda e incisiva del mundo indígena, planteando en sus obras la división de un país que vive con dos culturas: la andina de origen quechua y la occidental traída por los españoles.

El viaje literario debe iniciar en Andahuaylas, una ciudad ubicada a una altitud de 2,926 metros en el valle del Río Chumbao. Es conocida por su arquitectura colonial y por estar cerca de sitios arqueológicos importantes como Waywaka, donde se encontraron las evidencias más antiguas de trabajo en oro en Perú, y la localidad de Usma, lugar en el que se pueden ver 36 chullpas (torres funerarias quechua).


Estatua de José María Arguedas en Andahuaylas.

Aquí se encuentra la casa en la que vivió el escritor hasta los cuatro años. Andahuaylas también cuenta con varios sitios para homenajearlo, incluyendo una estatua, la Universidad José María Arguedas y el estadio en donde juega el equipo de fútbol bautizado con el mismo nombre del autor.

Casa en la que nació José María Arguedas.

Vea tambien: La historia de cuatro países que vencieron la pobreza

Aunque en Los ríos profundos, su obra más importante, aparecen lugares como Cusco, diversas zonas costeras y serranas del sur y centro del Perú, Abancay es la ciudad en la que decide instalarse el protagonista Ernesto, y en donde transcurre casi el 80% de la novela.

“Un pueblo con pequeños barrios separados por huertas de moreras y con campos de cañaverales que se extienden hasta el río Pachachaca. Lo rodea la hacienda Patibamba, cuyo patrón no la vendía y por ello la ciudad no podía expandirse. Un árbol característico de Abancay es el nativo pisonay, que en primavera se llena de flores grandes y rojas”, así se describe este lugar en el texto.

Algunos lugares en donde se desarrolla la novela son el colegio religioso, el barrio de Huanupata, la Plaza de Armas, la Avenida Condebamba, entre otros.

Plaza de armas.

El Cusco de Clorinda Matto de Turner:

Precursora del género indigenista, no solo es una de las escritoras peruanas más importantes de la historia, también es considerada como una de las pioneras de la novela hispanoamericana, junto a figuras como Juana Manso, Mercedes Marín y Rosario Orrego. Con su escritura revolucionaria para la época y su defensa de los movimientos indígenas, sus letras han inspirado a mujeres a nivel nacional e internacional.

Matto nació en Cusco el 11 de noviembre de 1852 en el corazón de la antigua capital del Imperio Inca. Además de los planes turísticos tradicionales, este lugar ofrece la posibilidad de conocer más sobre la escritora, como ver la casa en donde vivió la autora en el siglo XIX.

Casa Matto.

Los interesados en rendirle un homenaje a la escritora pueden acercarse al Cementerio General de La Almudena, ubicado en la Plazoleta del mismo nombre, en donde también está la iglesia y convento de las Bethlemitas, allí encontrarán el mausoleo en mármol y el busto que recrea la figura de la escritora.

En el 2010 el cementerio fue declarado por el Ministerio de Cultura como Patrimonio Cultural del Perú, y al ser parte del casco histórico de Cusco, también es considerado por la UNESCO como patrimonio cultural de la humanidad.

Entrada al cementerio.

Aves sin nido es sin duda la obra más importante de esta escritora, en ella cuenta una historia que representa la resistencia en una época llena de abusos de las autoridades políticas y religiosas frente a los pueblos indígenas. Para los que quieran conocer más sobre el contexto en el que fue escrita la novela, le recomendamos visitar los alrededores de Cusco, pues la obra se desarrolla en el pueblo ficticio de Kíllac, en los Andes peruanos.

Marzo
31 / 2020

LO MÁS COMPARTIDO

24 noviembre, 2020 VER MÁS
22 noviembre, 2020 VER MÁS
21 noviembre, 2020 VER MÁS