“Tenemos que innovar para que el mercado no nos devore”, Alejandro Ambrad

Diners conversó con el conferencista Alejandro Ambrad sobre los tiempos de crisis y cómo aprovechar el tiempo de forma inteligente.

Alejandro Ambrad es un conferencista reconocido en Latinoamérica y España por desenredar todos los discursos existentes sobre innovación. Quitó las palabras confusas, le agregó experiencias de vida y simplificó la manera de hablar con las personas que quieren emprender o que ya dieron el gran paso de crear la empresa de sus sueños.

Gracias a esta experiencia numerosos empresarios reconocen en Alejandro Ambrad un experto en derribar los viejos paradigmas en los negocios y convertirlos en una solución verdadera. “Los papás siempre nos dijeron que debíamos ser los mejores en todo y crecimos con esa idea, cuando realmente se trata de atrevernos a ser diferentes a los demás”.

A esta idea se le suma una más, y que tal vez, lo pueda llegar a incomodar: “He visto a muchos empresarios fracasar porque se enamoran de una solución, cuando el verdadero secreto está en enamorarse de un problema, del cual pueden salir muchas soluciones”, comenta Ambrad.

Con esta segunda afirmación, fue inevitable pensar en lo que está pasando en la actualidad: un virus rondando por el mundo, eventos masivos cancelados, divisas cambiando y gente encerrada en sus casas por prevención.

¿Qué hacer en este tiempo?

en casa

Foto: Unsplash.


Alejandro Ambrad nos dio una serie de pasos para innovar en tiempos de crisis, que también los puede encontrar en su más reciente libro El secreto de la innovación, en donde encontrará historias de empresarios reales que decidieron ser diferentes al resto.

Conocer el panorama

mundo

Foto: Unsplash.


Si está alarmado por lo que escucha en los noticieros acerca de COVID-19, contraste las fuentes, recuerde que es importante lavar sus manos con agua y jabón. Si tiene fiebre, tos seca y dificultad para respirar, llame a su médico de confianza o a la línea de atención #123.

Después de eso concéntrese en ser el ejemplo de su familia y oficina. Luego busque una solución al problema más cercano, que en este caso puede ser la falta de información.

“La gente siempre piensa que innovar es algo de tecnología y sofisticación, pero de lo que realmente se trata es de convertir en realidad todas las estrategias convenientes para tratar un problema”, comenta Ambrad.

Buscar la solución en el problema

solución

Foto: Unsplash.


“El ser humano ha innovado desde que existe por necesidad. Así pasó con el fuego, la rueda y la escritura. Hoy, innovamos por lo mismo, porque el mercado no nos devore y podamos salir adelante”, comenta Alejandro Ambrad, quien asegura que los problemas nos señalan en dónde están las soluciones.

En este punto aclara que es importante hacer una ruta de prueba y error y aceptar que en el camino no faltarán los fracasos. “Este es el principio de compromiso y consistencia, que enseña Robert Cialdini, y que explica que una vez nos metemos de lleno en una idea nos enamoramos; y si no funciona estaremos despechados porque tendremos que modificarla o desecharla”.

Por eso, antes de empezar hay que analizar las múltiples opciones, o soluciones, y ver cómo se puede desarrollar cada una siendo realistas.

“Esto es muy distinto a la planificación estratégica de una compañía donde nos trazamos un rumbo de hasta tres años. En la innovación, debemos ser más rápidos y estar dispuestos a probar múltiples soluciones”, cuenta Ambrad.

Compartir las ideas y pensamientos

reunión

Foto: Unsplash.


Si usted es de aquellas personas que por motivos empresariales tiene que trabajar desde la casa, preste atención: no se aísle y no deje de hablar con sus compañeros de trabajo, esto es esencial para la innovación.

“El hábito de trabajar en solitario es nocivo para una empresa y para usted como emprendedor. Aunque esto viene desde el colegio, donde incentivan la competencia y el individualismo. Es momento de compartir ideas que ayuden a su empresa, que ayudan a su emprendimiento y le aseguro que la innovación llegará de forma orgánica y sencilla”, afirma.

No malgastar el tiempo en actividades triviales

rutina

Foto: Unsplash.


Si su idea de trabajar desde la casa es tener unas mini vacaciones, piense bien la situación. Claro, se va a ahorrar las horas de transporte de ida y vuelta, la hora del almuerzo y seguramente tendrá un tiempo libre que podrá aprovechar con este consejo.

“Los tiempos de crisis son perfectos para innovar y encuentre nuevas ideas sobre lo que quiere hacer con su futuro. Si usted no está satisfecho con su trabajo, recuerde que la vida es frágil y que no podemos andar perdiendo el tiempo y dejar huella”.

“Tiene que buscar lo que realmente es bueno y cómo desde ese punto puede empezar a aportar soluciones a los problemas reales del mercado. Le garantizo que si lo hace, sus amigos, jefes y empresarios, se lo van a agradecer”.

Reenamorarse de la innovación y del emprendimiento

chispitas

Foto: Unsplash.


Seguramente conoce a alguien que intentó poner una empresa y fracasó estrepitosamente. “La persona que se desencantó ya tiene un camino recorrido que el que empezó no lo tiene. Tiene la experiencia en ese fracaso y lo puede usar para no volverlo a repetir en su próximo intento. El secreto está en no tirar la toalla, estudiar y no desistir, porque como dijo un técnico colombiano: ‘perder es ganar un poco’”.

Lo más importante, aclara Alejandro Ambrad, es que ese emprendimiento que tenga debe ser algo que realmente lo apasione, “porque estoy seguro de que no le importará trabajar más por ello o fracasar, porque cuando lo hace no siente que es un trabajo, sino algo placentero. Y después de ahí, será muy difícil dejar de innovar”.

Acercarse a la gente exitosa

personas

Foto: Unsplash.


Basta con una llamada o una videoconferencia para contactarse con ese amigo que le fue bien con su emprendimiento y convertirlo en un aliado estratégico.

“Si algo nos mata en Latinoamérica es la envidia. No podemos ver a una persona que le va mejor porque empezamos a difamar y cuando hacemos eso botamos todos nuestros talentos a la basura. Estoy seguro de que si sintiéramos admiración y fuéramos humildes, seríamos el continente más innovador del mundo”, concluye Ambrad.

Si desea ver más consejos de Alejandro Ambrad, haga clic aquí.

Artículos Relacionados

  • Galería: Las mejores fotografías acuáticas de 2020
  • Una galería para conocer a los finalistas del World Press Photo 2020
  • Vea las 17 fotos finalistas del Sony World Photography Awards 2020
  • El bar de Ernest Hemingway y cuatro lugares que amaban los escritores