Lima: la nueva capital de conciertos de América Latina

Conciertos en perú

Con una economía estable y nuevos espacios, el país compite con países de gran tradición cultural, como Chile y Argentina. Esta es la agenda de los próximos shows.

Allá lejos y hace tiempo, los grandes conciertos de América Latina pasaban casi exclusivamente por tres países. Podrían llamarse “las grandes ligas”, donde iban a parar las bandas internacionales más importantes del mundo. Argentina, Chile y Brasil podían estar orgullosas de recibir muchos de los espectáculos que hacían giras globales.

En los últimos años, Perú se fue sumando lentamente a esa lista. Basta hacer un repaso por las páginas de ventas de entradas para dar cuenta del fenómeno: Guns N’ Roses (24 de marzo), Andrés Calamaro (29 de marzo), Kiss (2 de mayo), Lima Music Fest (16 de mayo) y el musical Piaf! The Show (6 de junio).

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#KISS on the #EndOfTheRoad World Tour 2020. What’s your favorite song of the show on this leg of the tour?

Una publicación compartida por KISS (@kissonline) el

¿Por qué Perú se sumó a la conversación de los grandes organizadores de conciertos? ¿Qué le falta para mejorar aún más su imagen? ¿Cómo aportó a esa tendencia el crecimiento económico estable del país?

Jair Toledo es gerente de marketing de Kandavu, una empresa con más de 20 años en la producción de conciertos en el país. Viene del marketing corporativo; pasó por el mundo de la publicidad y de las comunicaciones, antes de desembarcar en el negocio del entretenimiento. Él dice que, desde 2000, la situación fue cambiando y marca como punto de inflexión el primer concierto de Roger Waters (cofundador de Pink Floyd), en 2007.

“A partir de ese momento comenzaron a llegar los artistas internacionales. Quizás antes no estábamos preparados o la industria extranjera no confiaba en Lima como un destino con facilidades para montar un show de gran nivel. Tampoco había una audiencia comprobada”, analiza Toledo, que agrega que sentía una frustración por no ver a sus bandas favoritas en el país.

Con el tiempo Lima comenzó a generar la confianza de las empresas serias, de los managers y los encargados del booking de artistas internacionales.

“Hoy somos una de las principales plazas, aunque todavía por debajo de Argentina, Chile y Brasil. Esos países tienen una masa de seguidores mucho más grande que la peruana”, contó Toledo, quien sueña con ver en Perú a U2, Madonna y AC/DC, entre otros.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

When you read a letter you were not expecting. ………………. ✉️❌ #madamextheatre #thelondonpalladium

Una publicación compartida por Madonna (@madonna) el

Razón de contexto

Cuando la economía de un país está resentida, la población reduce sus gastos de diversión y entretenimiento y prioriza, por supuesto, las necesidades más básicas. En los últimos tiempos, Perú ha tenido cierta estabilidad y una economía en crecimiento, a diferencia de otros países de la región. Ese contexto es favorable para la industria del entretenimiento en general y la de conciertos en particular.

“Tener un país en constante crecimiento, con niveles por encima de la región, es de gran ayuda. La industria comienza a tener una mayor demanda”, cree Toledo.

Otra perspectiva

Ramón Larrea, director de One Entertainment, sabe de números. Viene del mundo de las finanzas y la economía y montó un fondo de inversión antes de organizar conciertos, junto a su socio Toño Jáuregui. “La estabilidad es política, social y económica. Y, además, lleva un período largo, lo que permite mantener precios razonables. Al tener un volumen importante de personas con ingresos disponibles, las productores pueden traer a artistas internacionales, con un ticket más alto”, analizó Larrea.

Aunque el panorama es alentador, Perú todavía tiene un déficit en la infraestructura para grandes conciertos, según señalan los especialistas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Murcia foto de Domingo J Casas

Una publicación compartida por Andrés Calamaro (@a_calamaro) el

“En Buenos Aires, muchos conciertos se realizan en el Estadio Único de la ciudad de La Plata. Uno debe tomar el auto y manejar una hora. La gente lo hace como la cosa más natural del mundo. Acá, cuando el público debe trasladarse al Estadio Monumental, ya representa una falta de incentivo. No tenemos locales diseñados exclusivamente para conciertos”, manifestó Toledo.

El Arena 1, que se inaugurará en mayo con el concierto de Kiss, llegará para suplir esa falencia. Larrea lo explica teniendo en cuenta las dimensiones.

“Tener un arena profesional -un coliseo grande- era uno de los pendientes de Lima. La capacidad es de 16 mil personas, con una gran versatilidad, que quizás no tienen otros espacios. Cuando tengas que organizar un concierto mediano, no deberás irte a un estadio -que a veces, en realidad es la mitad- sino a un lugar ad hoc para realizar el evento. Será con buena acústica, iluminación, acceso y precios razonables. Ojalá esta apuesta sirva para atraer a más artistas internacionales”.

Con una economía estable y nuevos estadios, Perú quiere entrar en un círculo virtuoso. Los fans están ansiosos por seguir viendo a las grandes bandas. Y las productoras de figuras internacionales ven a estas tierras con buenos ojos.

Artículos Relacionados

  • ¿Tiene usted alma de músico? Descúbralo con estos quizzes
  • Galería: Las mejores fotografías acuáticas de 2020
  • Una galería para conocer a los finalistas del World Press Photo 2020
  • Vea las 17 fotos finalistas del Sony World Photography Awards 2020