El Parque de la Papa, una experiencia para valorar nuestra cultura y su gastronomía

Parque de la Papa

Está ubicado en Pisac, en el Valle Sagrado de los Incas, y ofrece la posibilidad de visitarlo para entender cómo la papa puede aportar para vencer la crisis alimentaria mundial.

Definir a la papa como un alimento es inexacto. Quizás sea una de las tantas formas de desconocimiento e ignorancia. Un simple tubérculo puede servir para contar el patrimonio biocultural de los pueblos indígenas del Perú. A través de sus formas y variedades, es posible conocer los recursos y territorios tradicionales, la economía local y los valores culturales y espirituales.

El Parque de la Papa nació con la idea de brindar un enfoque global sobre un producto esencial de la gastronomía y cultura peruana. Está ubicado en Pisac, en el Valle Sagrado de los Incas, provincia de Urubamba. El lugar es famoso por sus ceremonias religiosas, sus mercados y uno de los puntos que visitan los miles de turistas que llegan a Cusco.

Los viajeros que llegan tienen la posibilidad de realizar actividades relacionadas con el cultivo y, por supuesto, probar alguna de las más de mil variedades que se producen en sus tierras.

La producción proviene de comunidades como Amaru, Chawaytiri, Pampallacta, Saccacca y Paru Paru, entre otras. Los viajeros no solo aprenderán sobre la papa; también recibirán conocimientos sobre hierbas medicinales y podrán visitar lagunas y otros atractivos naturales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

pilgrimage to the potato fields #wheretherebedragons #parquedelapapa #peru #latergram #tatergram

Una publicación compartida por Leah (@lkrrrls) el

A más de 4 mil metros de altura

Los que deciden hacer el itinerario deben comenzar su día temprano. Los operadores de turismo suelen recoger a los viajeros de sus hoteles alrededor de la siete de la mañana. El destino final es el pueblo de Pisac, a 30 kilómetros de la ciudad de Cusco y a 2972 metros sobre el nivel del mar. A lo largo del día, se llegará hasta los 4600 metros.

Después de la cálida bienvenida de los pobladores -suele ser con música andina-, el primer paso es conocer la Laguna Quimsacocha. En los viajes guiados, se hace un pequeño paseo para observar el paisaje andino. Están los más aventureros, que prefieren caminatas de hasta seis horas alrededor de la laguna y visitar algunos de los pueblos cercanos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#parquedelapapa where Inca up to the present still grow potatoes 700 or 1000 varieties (missed it! 😉)…

Una publicación compartida por Amalda 🇨🇦🇵🇭☮️📚🌷🎿 (@amaldaada) el

¿Qué hacer?

Un paso fundamental para conocer este universo es visitar las granjas de papas nativas de las comunidades. Allí se aprenden los diferentes métodos de conservación y las formas de cultivo, que se realizan con técnicas incas. Basta dar un vistazo a un canasto lleno para darse cuenta lo poco que sabemos de sus variedades. Las hay rojas, amarillas, púrpuras y azules. Otras de un rosa intenso, que parece sacado de la paleta de un pintor.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#parquedelapapa #pisac #cusco #andenia

Una publicación compartida por jess wake (@wakejess) el

El almuerzo en el Parque de la Papa es una fiesta. El menú tiene, por supuesto, platos tradicionales, basados en algunos de los tubérculos que se cultivan en el lugar. Se prepara una pachamanca (un plato típico elaborado por la cocción, al calor de piedras pre-calentadas); en este caso, se eligen papas y vegetales, que tienen un sabor extraordinario. Antes de sentarse a la mesa, se siente el crujir de las leñas y las brasas.

Todavía hay tiempo para realizar un pequeño taller de plantas medicinales y de comprar algunas artesanías que se realizan en el lugar. Cuando el sol está cayendo, el día termina con el saludo afectuoso de quienes llevan adelante el proyecto.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

A valorar lo nuestro Srs…#Repost @miguelpalominogarcia (@get_repost) ・・・ La papa que está en manos de Brizaida, en esta foto, se llama LEONA y es una de las casi 3 mil variedades de PAPAS NATIVAS que crecen en el Perú y su consumo puede prevenir el CANCER. En la GRAN VARIEDAD GENÉTICA de este tubérculo está GUARDADA LA HISTORIA DE NUESTROS PUEBLOS. Al no ser conscientes de donde provienen los alimentos que consumimos, estamos siendo parte de su DESAPARICIÓN. En el 2017 el PERU ha importado casi 32 mil toneladas de PAPA PREPARADA Y CONGELADA, a pesar de ser líder en producción papera en latinoamérica. Estamos MATANDO a los PRODUCTORES DE PAPA, nuestra SALUD y nuestra HISTORIA. #peru #cusco #mountain #highland #pisac #turism #quechua #ecotourism #pachamama #tayta #parquedelapapa #potato #potatopark #colors #color #salud #importacion #historia #papanativa

Una publicación compartida por Mayra Pezo (@maya.pezog) el

Las papas y el calentamiento global

El cultivo de las papas tienen un vínculo estrecho con el calentamiento global. ¿Cuál es la relación? Los residentes del parque realizan pruebas de papas “resistentes” a las heladas, al granizo y a la luz solar, con la idea de sortear los inconvenientes de las plagas por el calentamiento.

¿Será la papa uno de los pocos alimentos que soportarán tanto maltrato al planeta? No es descabellado pensarlo. Científicos de la agencia espacial NASA y del Centro Internacional de la Papa -con sede en Perú- incluso piensan que podría cultivarse en otros planetas. Y podría ser una forma de vencer la crisis alimentaria mundial.

Ver esta publicación en Instagram

Potatoes of the ancient world #parquedelapapa

Una publicación compartida por Adrienne Anderson (@admaran) el

Muchas veces, el turismo tiene fama de ser un animal depredador de los recursos. En este caso, el Parque de la Papa rompe con ese estigma. En un mundo de “progresos sistematizados”, propone una opción de turismo responsable. Cuentan la historia de un alimento que fue domesticado hace siete mil años por bolivianos y peruanos. Entender su historia nos sirve para conocerla y valorarla.

Artículos Relacionados

  • ¿Tiene usted alma de músico? Descúbralo con estos quizzes
  • Galería: Las mejores fotografías acuáticas de 2020
  • Una galería para conocer a los finalistas del World Press Photo 2020
  • Vea las 17 fotos finalistas del Sony World Photography Awards 2020