Los momentos en que Pixar nos “rompió” el corazón

A propósito del estreno del tráiler de Onward, reunimos las escenas de las películas más tristes de Pixar que marcaron nuestra infancia.

Onward tiene la magia, la emoción y la ternura que caracterizan a las historias de Pixar. Esa fue la impresión de la crítica especializada y los fanáticos en redes sociales, quienes vieron el primer tráiler de la última entrega de la compañía fundada por Steve Jobs.

Bajo la dirección de Dan Scanlan, conocido por los guiones de Inside Out y Monster University, la película cuenta la historia de Ian Barley, interpretados por Tom Holland y Chris Pratt, dos hermanos que quieren resucitar a su padre, quien falleció cuando ambos tenían 16 años. Para ello utilizarán un cetro que les dejó su padre con instrucciones mágicas y asombrosas.

Octavi Spencer, Julia Louis- Dreyfus y John Ratzenberger completan el casting de esta nueva apuesta de Pixar, que estrenará el largometraje el 6 de marzo de 2020. Se espera que Onward sea una película que lo haga llorar, al igual que este conteo que Diners preparó con las escenas más emotivas de Pixar:

Coco (2018)

“Recuérdame, hoy me tengo que ir mi amor, recuérdame. No llores, por favor…”. Los directores Lee Unkrich y Adrián Molina supieron dosificar las emociones de la película, para llegar al punto en el que Mamá Coco reacciona y canta a dueto con Miguel.

Buscando a Nemo (2003)

Marvin encuentra el único huevo que sobrevivió a la amenaza de la barracuda que devoró su otros 399 huevos, junto a su esposa: Coral. Sin echarse a la pena, Marvin le dice al sobreviviente: “ya pasó, papá está aquí. Te prometo que nunca permitiré que te pase nada”.

Monsters Inc. (2001)

Sullivan y Mike le enseñan a todo el mundo que los niños no son tóxicos y que, de hecho, la risa es más efectiva que el miedo gracias a todas las aventuras que vivieron con Boo. Sin embargo, queda un sinsabor cuando Sullivan se ve obligado a despedirse a la niña, sabiendo que no la podrá volver a ver.

El piano, la inocencia de Boo al abrir la puerta y esperar que allí esté el “gatito”, son imágenes que se agolpan y se quedan guardadas en la memoria.

Wall-E (2008)

Estar solo en tu planeta, seguir una rutina y repetirla hasta el fin de los tiempos resulta algo bueno para algunas personas. Sin embargo, ¿qué pasa cuando la rutina es interrumpida por un nuevo ser? Amor a primera vista, esto le pasó a Wall-E y todo el público lo disfrutó.

Sin embargo, su director Andrew Stanton puso a sufrir a los cinéfilos cuando por un accidente Wall-E pierde su memoria y no reconoce a Eva.

Toy Story 3 (2010)

Andy se despide de sus juguetes, lo que alguna vez creímos que concluía la historia de Toy Story y no lo fue, se convirtió en una de las escenas favoritas del público porque representa el cambio y enfrentamiento a un mundo nuevo.

Up (2009)

¿Que no se puede hacer llorar a una persona en cuatro minutos? Los directores Pete Docter y Bob Peterson aceptaron el reto y contaron la historia de Carl y Ellie Fredricksen desde su enamoramiento temprano, la construcción de su casa, y la infertilidad de Ellie hasta su muerte. Todo, en cuatro minutos.

Inside Out (2015)

¿Se acuerdan de Bing Bong, el amigo imaginario de Riley? Este personaje acompañó a Alegría a recolectar los recuerdos más valiosos de su protagonista y logró que el público se encariñara con él. Sin embargo, los directores Pete Docter y Ronnie Del Carmen le tenían una tarea que conmovió a más de un niño y a sus padres: su sacrificio para salvar a Alegría del abismo del olvido.

Cars (2011)

La evolución del Rayo McQueen empezó en la primera entrega de 2006 cuando conoció a Doc Hudson, interpretado por la leyenda del cine Paul Newman, y solo hasta la tercera película de 2017, el director Brian Fee soltó la perla que Hudson vio en McQueen el hijo que nunca tuvo.

Las escenas del pasado y las sabias palabras de Newman se convirtieron en un momento conmovedor y en cierta forma en un homenaje para el estadounidense que falleció el 26 de septiembre de 2008.

Bao (2018)

El cortometraje de la directora Dome Shi se llevó todos los aplausos de Pixar por contar la historia de una madre y el profundo afecto que tiene a su hijo, todo representado a través de un bao.

Artículos Relacionados

  • Quiz Diners: ¿Qué banda de rock clásico es usted?
  • Estos son los ganadores de National Geographic Traveler 2019
  • Especial interactivo: conozca los 34 autos deportivos más icónicos de la historia
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción