¿Por qué debería leer La pista de hielo, de Roberto Bolaño?

Nuestro columnista de libros nos trae como recomendado la reedición de La pista de hielo, una de las novelas más importantes del escritor chileno.

Roberto Bolaño

Alfaguara Bogotá, 2019 

216 páginas

En 1989, en Blanes, un pueblo de la Costa Brava, cercano a Barcelona, está fechado el manuscrito de La pista de hielo.

El cuaderno y la prolijidad de la escritura dan la sensación de una tarea llevada a cabo por un estudiante aplicado, sin tachones ni manchas. Pero por debajo se detecta un mundo extraño, de mendigas que cantan óperas, de campings de verano donde los huéspedes no son muy confiables y de las tortuosas relaciones burocráticas dentro de un ayuntamiento en el cual ya se perciben vientos de autonomía y donde Pilar, la alcaldesa, no sabe bien si se presentará a la reelección. Pero dará trabajo a un sudaca que en un viejo castillo abandonado, y sin su permiso, construirá una pista de hielo.

Foto: Cortesía megustaleer.com


Roberto Bolaño, chileno (1953-2003) es ya un mito de la literatura latinoamericana. Viajero, padeció la dictadura de Pinochet en el Estadio Nacional, viviendo luego en México formó parte del grupo de poetas llamados del realismo visceral o viscerealistas. Tenían un gran enemigo, Octavio Paz, y les encantaba sabotear sus actuaciones públicas.

Toda esta peripecia o saga de los poetas quedará consignada en las 609 páginas de Los detectives salvajes (1998) que ganó el Premio Herralde de Novela promovido por Anagrama. En este thriller, donde la droga se mezcla con la poesía, se persigue el fantasma de la escritora mexicana Cesárea Tinajero hasta llegar a España.

Allí Bolaño trabajará en un camping, se casará con Carolina López, empleada del Ayuntamiento, tendrá un hijo llamado Lautaro y abandonará la poesía por la novela para ofrecerles a los dos cierta seguridad económica cuando se le descubre un cáncer de hígado y no consigue un donante para la operación. En esa tensión y estado límite logra acabar 2666, publicada póstumamente. Marcada también por México y los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, secuencias y personajes hacen de esas cinco novelas fundidas una desaforada y absorbente ficción de miles de facetas.

Los sucesos de La pista de hielo bien pueden servir de deleitoso abrebocas para saber qué sucede en pueblos de la Costa Brava, de turismo y crimen, donde los aspectos sombríos se contrastan con imágenes poéticas como la escena de una patinadora deslizándose en la oscuridad de una gruta, con la música de El pájaro de fuego y un solo testigo.

Como lo expresó el gran escritor irlandés John Banville, “al mismo tiempo divertido y, en cierto sentido, intensamente aterrador”.

Artículos Relacionados

  • Quiz Diners: ¿Qué banda de rock clásico es usted?
  • Estos son los ganadores de National Geographic Traveler 2019
  • Especial interactivo: conozca los 34 autos deportivos más icónicos de la historia
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción