¿Por qué dicen que el apio es un alimento “milagroso” pero sin pruebas científicas?

Si hay un alimento polémico y amado en las redes sociales es el jugo de apio. Sí, el apio, que no es lo que podría llamarse un alimento atractivo o sabroso.

La popularidad del apio viene arrastrada por actrices como Gwyneth Paltrow y otras celebridades de Hollywood, pero también de su mano vienen las dudas.

¿Realmente tiene la capacidad de curar enfermedades, tal como indican los fieles del llamado movimiento del apio? ¿Por qué lo han convertido en el alimento estrella supuestamente para atacar delicadas enfermedades como la tiroides? ¿qué peligros implica un tratamiento de enfermedades solo usando el jugo apio?

El furor por este alimento comenzó con el libro Jugo de apio: la medicina más poderosa de nuestro tiempo. Sanando Millones, del polémico escritor, Anthony William, que se llama a sí mismo un “médium médico”, una especie de clarividente quien dice haber nacido con capacidad de hablar con el ‘Espíritu de Compasión’, que le permite “leer” la información de salud de las personas. Aunque William admitió no ser médico.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Medical Medium® (@medicalmedium) on

Por eso, sus ideas son calificadas de pseudosciencia y criticadas desde varios flancos: nutricionales y médicos.

El apio, en efecto, es rico en agua, y nutrientes como vitamina A y minerales como sodio, en bajas concentraciones, explicaron a Diners miembros del Centro Latinoamericano de Nutrición (CELAN). Nadie dice que por sí solo sea malo o poco saludable, pero los expertos aseguran que no hay estudios científicos que permitan atribuirle calidades milagrosas y tiene restricciones si se consume en exceso.

Sin embargo, es cada vez más grande la legión del apio y este año se ha expandido por varios países.

“Hace unos días les conté que estaba tomando extracto de apio en ayunas. Desde entonces mucha gente me ha escrito para contarme que me siguieron la corriente y desde el segundo día empezaron a ver cambios, sobre todo en su digestión”, escribió la actriz Paola Turbay, quien hizo ‘El Desafío del Apio’, durante varias semanas.

Patricia Savino, docente y fundadora de la Asociación Colombiana de Nutrición Clínica (ACNC) y del Centro Latinoamericano de Nutrición (CELAN) le dijo a Diners que es importante tener claro que “no existe un alimento milagroso”.

“La alimentación debe ser completa, equilibrada, suficiente y adecuada, (lo que los nutricionistas llaman CESA). Si a eso le añades apio o se lo quitas es indiferente. Sin embargo, si no se cumple el CESA, existen problemas nutricionales. La dificultad con la nutrición es que las deficiencias, o los excesos, el organismo los “amortigua” por periodos largos”, explicó.

 

View this post on Instagram

 

Nothing like making a beautiful mess in the morning with veggies, to make your body feel great! 🙈Green juice has many benefits with detoxing vitamins/minerals and hydration and cooling properties during the warmer weather! • Come learn about the beneficial properties of juice as I demonstrate a variety of juicers and make a smoothie, all for you to taste, this coming Wednesday, August 14th from 4:30-5:30 at @bluebuddhahealingarts! Use the link in my bio to sign up, or head to their page. Seats are filling up! End Summer on the good foot! 🌻🌱 • Upcoming Workshop: •Wednesday, August 14th •4:30-5:30pm 🌱🥒🌱🥒🌱🥒🌱🥒 •Sign up today! @bluebuddhahealingarts Www.bbhealingarts.com 🥒 ☀️ 🌺 🥒 ☀️ 🌺 🥒 ☀️ 🌺 #Smoothie #Superfood #SuperFoodSmoothie #Juicing #Juicer #blendtec #BlueBuddha #Health #Simplicity #LoveWhatYouDo #VitaminC #GreenJuice #CeleryJuice #Lemon #CucumberJuice #MicroGreens #Arugula #ChesterSprings #Kimbterton #Lionville #Exton #Gratitude

A post shared by Charli Leidy (@gardengratitude) on

Mujeres que han incorporado a su dieta aseguran que les ha mejorado la digestión (con una reducción del peso) y la piel en menos de dos meses.

Pero el consumo excesivo de apio también tiene restricciones, especialmente en personas hipertensas o con antecedentes de alergia relacionada con alimentos.

“Se han reportado algunos casos de eventos adversos debido al consumo excesivo de este alimento. Por ejemplo, el consumo de tres tazas diarias luego de tres días evidenció rash cutáneo fototóxico (un brote temporal de parches con bultos, con posible aparición de ampollas o ronchas)” respondió el CELAN a la consulta de Diners.

“Otros casos que se han descrito son dermatitis de contacto, hipertiroidmismo y efectos inhibitorios en la fertilidad debido al contenido de apigenina. Todos estos efectos son dependientes de la cantidad de apio y de la forma en la cual es consumida (alimento, extracto o cápsulas)”, añadió el Centro.

No existen estudios

Una de las afirmaciones más polémicas de Anthony William, llamado gurú del apio es que según él, este tiene “una sal de conglomerado de sodio sin descubrir, un subgrupo de sales minerales” y que ese sodio “quita los patógenos, los daña, mata a los bichos detrás de su condición autoinmune. Es por eso que las personas están mejorando tan rápido con el jugo de apio, es así de poderoso”.


William asegura también que las propiedades antiinflamatorias y alcalinizantes del jugo de apio son la clave para curar enfermedades en el intestino, proporcionan equilibrio de azúcar en la sangre, presión arterial y función suprarrenal, entre otros.

Y además da una larga lista de enfermedades que según él se curarían con su jugo. “Desde enfermedades y síntomas crónicos y misteriosos, entre ellos fatiga, niebla cerebral, acné, eczema, adicción, TDAH, trastornos de la tiroides, diabetes, trastornos de la alimentación, trastornos autoinmunes, enfermedad de Lyme y problemas oculares”.

Pero ninguna sociedad científica confirma la existencia de estudios que avalen esas ideas.
“Se han descrito efectos benéficos en el uso de sustancias extraídas y concentradas del apio, principalmente en ratones, sin embargo, esta información no ha sido verificada en humanos que consumen el apio como alimento. De otro lado, se ha utilizado el uso de extracto de apio (forma no habitual de consumo) en adultos mayores pre-diabéticos para determinar si hay cambios en la glucemia y los niveles de insulina, pero esta investigación tiene debilidades metodológicas que limitan la calidad de la información y por ende su aplicación”, informó el CELAN.


La profesora Patricia Savino agrega que “el efecto placebo puede influir un 60 % en los resultados. Solamente uno pensando que va a tener resultados positivos o negativos”.

William, un personaje polémico

A los 4 años- asegura William- él comenzó a escuchar voces que le indicaban qué enfermedad aquejaba a su abuela, la tocó en el pecho y dijo ‘cáncer de pulmón’. Y así continuó- según su relato- con un familiar a quien le recetó jugo de apio para un dolor de espalda.

No existe prueba de que William haya recibido entrenamiento como médico o nutricionista y él evita hablar directamente con los medios. Sin embargo, sus textos comenzaron a aparecer en Goop, la controvertida y demandada web de Paltrow, y así el hombre se convirtió en un suceso entre estrellas e influencers famosos que vende millones.

Además del libro del apio, William ha publicado otros que se han convertido en best seller, como ‘Rescate del hígado’, ‘Curación de la tiroides’, ‘Médium médico’ y ‘Alimentos que cambian la vida”, y a su legión se sumaron personajes como Silvester Stalone, Pharrel Williams y Novak Djokovic, lo que le ha garantizado millones de ventas.

 

View this post on Instagram

 

Green Juice

A post shared by Pharrell Williams (@pharrell) on


“Es uno de los curanderos más poco convencionales y sorprendentemente perspicaces de la actualidad: como explica, la voz de una fuerza divina llamada “Espíritu” lo guía para identificar las raíces de las enfermedades difíciles de diagnosticar de sus pacientes y encontrar las mejores soluciones para restaurarlas”, se publicó en Goop, un medio que ya ha recibido demandas de grupos de consumidores por promover productos falsos o sin bases científicas.

William afirma en su libro del apio que este movimiento comenzó de manera silenciosa hace varias décadas y se ha convertido en una “revolución curativa global”, que él no es nuevo en esto y que viene “ayudando” a médicos.

¿Qué dicen sus críticos?

Las críticas de nutricionistas internacionales y otros investigadores no se han hecho esperar. Y a partir del 2017 William tuvo que poner un disclaimer en su página web que decía que su publicación no sustituye información médica y que él no es profesional de la salud. Sin embargo, y aunque el link del disclaimer aparece en su Facebook, donde tiene más de 3 millones de seguidores, ahora este no aparece en la página web.

“William culpa al virus de Epstein Barr por causar cáncer de tiroides y recomienda hierbas y suplementos para curarlo. El consejo de William no está respaldado por ninguna evidencia creíble, pero eso no le impide hacer declaraciones muy específicas sobre las causas y tratamientos de la enfermedad tiroidea”, escribió Scott Gavura, farmacéutico canadiense y autor de la página ‘Ciencia basada en medicina’, donde crítica la pseudociencia.

No es el único preocupado por las ideas del clarividente. En 2017, también la doctora Jen Gunter publicó que eran delicadas las afirmaciones de William acerca de que el cáncer de tiroides es un invento moderno, producto de la revolución industrial, y que no tenía que ver con la genética.
Para ella, lo más grave de la propuesta de William es que “hará que la gente desperdicie dinero en un libro que no puede prevenir el cáncer de tiroides, y en el peor de los casos podría disuadir a las mujeres y los hombres de obtener pruebas genéticas que pueden salvarles la vida.”

 

View this post on Instagram

 

How Celery Changed My Life – This year has been magical to me. Last October I started drinking celery juice on an empty stomach each morning. I was suffering from, anxiety, depression, brain fog, acne, low thyroid, unbalanced hormones, leaky gut, bloating, fatigue, and constipation. From the outside I looked super healthy, I ate a very clean diet, I worked out, got a lot of sleep, and still felt horrible. I went to doctors, got blood test, tried different medications, and still felt like something wasn’t right. My girlfriend @lindsay.hoyt kept on pushing me to try it; she had read how it was changing people’s lives. At first I didn’t feel very different, but each month a symptom went away and I was blown away to say the least. I tried a lot of different natural remedies over the years. I’m not a doctor and I would never tell anyone how to figure out their health issues, but, for me, celery juice saved me. My energy levels have been restored, I feel great emotionally, my hormones have normalized, I’m not bloated all day long, and my face is almost clear. It’s unreal what a plant can do for your body. Thank you @medicalmedium for sharing with the world. I will forever be grateful. – #celeryjuicebenefits #celeryjuice #medicalmediumcommunity #healthyhappylife #bestlifeproject #motivation #healthylifestyle #wellness #healthybody #loveyourself #healthy #health #wellnessjourney

A post shared by Julie Passante Westphal (@juliewestphal01) on

Después de sus palabras, Goop tuvo que hacer una aclaración en un texto de William: “Está claro que la ciencia actual no respalda todas sus teorías, pero (nuevamente) muchas personas las encuentran increíblemente perspicaces, y ciertamente son estimulantes”, publicaron.

De la misma forma, la nutricionista canadiense, Abby Langer, denunció en su blog la tendencia del jugo de apio como “el epítome de la basura de la pseudociencia”.

“Lo curioso es que a pesar de que no hay inconveniente en beber jugo de apio (excepto por el sabor y el costo), tampoco hay pruebas de que haga algo excepto hidratarnos. Eso no impide que The Medical Medium promocione una bebida milagrosa para deshacernos de todos nuestros demonios … er … ¡toxinas!”, escribió la dietista en su blog.

Langer llama la atención sobre el negocio detrás cuando, por ejemplo, William habla de las recetas que conoce pero dice a sus fieles que para conocerlas de forma completa, deben comprar los libros. William vende también una juguera especial porque asegura que su receta no debe tener agua y solo se deben tomar 16 onzas de jugo en ayunas cada mañana.

“Tendencias como estas dicen más sobre la desconfianza de la medicina convencional y nuestra necesidad de pertenecer, que nuestro deseo de ser más saludables. Todos nos referimos al “bienestar” y nos lanzamos a cada nueva tendencia de alimentos “calientes” como si fueran los que mejorarán o dañarán nuestra salud. Galletas de col rizada, limonada con carbón, jugo de apio: intelectualmente, sabemos que ningún alimento ha hecho que nadie esté más sano, pero seguro que es bueno pertenecer”, escribió.

En efecto, William se defiende atacando la medicina. A través de Instagram live, red social en la que tiene 1.9 millones de seguidores, Diners le envió una pregunta sobre sus críticos y respondió así:

“Lo que sucede es que les enseñan (a los nutricionistas) ciertas reglas que mantienen a todos bajo control y así es como funciona. Y es solo para mantener a todo el mundo encerrado en un sistema: consiga sus medicamentos, coma su proteína y su pirámide de alimentos. Y así es como lo haces y eso es lo que dice la ciencia”.

Habló también de lo que él llama “la corrupción de la ciencia y la medicina” para referirse a los estudios científicos que certifican avances de la ciencia. Según él, cualquiera puede subir a la red un estudio científico, viralizarlo y ubicarlo en los medios.

Y se defiende diciendo que la curación de las personas es su mejor respuesta.

“He estado aquí todo el tiempo ayudando a profesionales, a médicos, y he estado en las trincheras con las personas en hogares de ancianos con las personas enfermas con llanto crónico. He estado en mi teléfono toda la noche a través de líneas telefónicas de emergencia a lo largo de los años, recibiendo llamadas de personas para ayudarlas en las situaciones más extremas”, dijo a través de Instagram live.

Como sea, las ventas del apio se han disparado en almacenes de productos orgánicos; así como el precio del apio.

Según reporta Los Angeles Times, en California, solo en el Erewhon Market ya son comunes las filas de consumidores buscando este alimento y según sus empleados, las ventas de apio han aumentado más del 350 % en lo que va del 2019. “Las ventas de apio comenzaron a despegar aproximadamente en la segunda semana de enero y se han mantenido estables desde entonces”, dijeron empleados a ese medio.

La razón es también el marketing de las redes sociales. Y desde que Kim Kardashian lo probó y opinó de él en Instagram, muchos enloquecieron por el jugo. “Jugo de apio. Bastante asqueroso, pero veo que en el @medicalmedium, Anthony William dice que ayuda a la psoriasis”, escribió.

Kim Kasrdashian

Por eso Langer advierte: “El jugo de apio puede verse bonito en Instagram, pero no te va a nutrir mejor que cualquier vegetal entero. Lo mismo con la col rizada, o batidos de algas azules, o suplementos caros. Lo que importa es su patrón dietético general, y una buena nutrición nunca debe ser costosa. Nunca debes sentir que debes comprar ingredientes costosos y modernos para mejorar tu salud, pero lamentablemente, muchas personas lo hacen porque las dietas modernas los obligan a hacerlo. No está bien”.

Artículos Relacionados

  • Quiz Diners: ¿Qué banda de rock clásico es usted?
  • Estos son los ganadores de National Geographic Traveler 2019
  • Especial interactivo: conozca los 34 autos deportivos más icónicos de la historia
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción