Cinco destinos en el mundo para los viajeros que aman el frío

Si está buscando un lugar donde la aventura y la baja temperatura se mezclen, no puede dejar de visitar estos destinos nacionales e internacionales.

Es común ver a los personajes de películas estadounidenses tomando unas vacaciones de invierno donde el chocolate con masmelos, el esquí y los grandes chaquetones no hacen falta. Nosotros, como latinoamericanos, no estamos acostumbrados a tener vacaciones en el frío, a menos que sea del sur del continente.

De ahí que nunca se nos pase por la cabeza apostar por un destino frío en el que las aventuras, el clima y la gastronomía cambian por completo. Si usted es de los viajeros curiosos que quiere visitar un destino frío. Aquí le recomendamos los mejores de Colombia y el mundo:

Brujas (Bélgica)

Ver esta publicación en Instagram

LUGARES DEL MUNDO: Brujas, Bélgica. . Brujas, posiblemente la ciudad más bonita de Bélgica, y una de las más bellas de Europa. . La torre de la foto, de 123m de altura, pertenece a la Iglesia de Nuestra Señora. Una iglesia medieval (s.XIII) cuya torre posee el récord de ser la segunda torre de ladrillo más alta del mundo (la más alta está en Alemania). . Es uno más de los muchos atractivos que esconde Brujas. ¿Habéis ido a esta preciosa ciudad? . #brujas #brujasbelgica #brugges #brugge #topbelgiumphoto #bruges #brugesbelgium #visitbruges #visitbrugge #travel_belgium #visitbelgium #besteuropepics #wehereandthere2 #Explorersscrapbook #Vision_World #travelgrafias #skyscannerespanol #Total_Landscapes #instravel #Revistaqualviagem #cloud_9photos #Great_Captures_HDR #europe_moments #besteurope

Una publicación compartida de (@albertodiariodeunviajero) el

Antes de llegar al frío extremo, le presentamos a Brujas, esta ciudad atrapada en el tiempo donde sus calles con adoquines y edificios medievales se combinan a la perfección con su puerto, donde los citadinos se reúnen a pescar e intercambiar mercancía europea.

Este lugar es ideal para hacer una transición suave si usted aún no conoce la nieve. Su temperatura más baja es de 2 grados centígrados, ideal para salir a la calle con un abrigo, no tan grande, y conocer sus calles y plazas, como por ejemplo, el ayuntamiento de la ciudad (Stadhuis) construido en el siglo XIV, además de su Market Square o la plaza de mercado que cuenta con un campanario del siglo XIII, un órgano de 47 campanas y una torre de 83 metros en su iglesia principal.

Estonia

Con una temperatura de -7 grados centígrados, Estonia es un país que está en constante cambio. Su límite con el mar Báltico y el golfo de Finlandia cuenta con 1500 islas, pensadas para los bañistas y deportistas que adoran las aguas heladas para surf, bodysurfing, remo, esquí acuático, entre otros. Por otro lado, su historia hace parte del turismo, pues al haber sido parte de la Unión Soviética tiene innumerables castillos, iglesias, fortalezas y estructuras arquitectónicas que evocan a la época.

Si quiere disfrutar los fríos extremos del país, puede ir de diciembre a marzo, donde la nieve cubre todo el territorio de Estonia, ideal para disfrutar de sus bosque nevados, pueblos y cocteles para el frío.

Islandia

Si lo que busca es tener frío hasta en verano y además disfrutar de deportes extremos y calles antiguas, le recomendamos este país escandinavo donde su temperatura más baja llega a los -30 grados centígrados.

Aunque la temperatura es agresiva, hasta con los propios islandeses, es un oportunidad única para contemplar amaneceres de película o recorridos a volcanes dormidos, glaciares y cascadas.

Kazajstán

Este país de Asia Central limita con China, Rusia y el mar Caspio. Su ciudad más popular es Astana, que sorprendió al mundo entero con su revolución arquitectónica, como por ejemplo, su torre Bayterek de 97 metros de altura y su mirador panorámico. También puede visitar el palacio presidencial, que rescata la influencia de la Unión Soviética con una cúpula azul y dorada.

A la afueras de la ciudad se encuentran múltiples parques naturales pensados para el senderismo en invierno. Una aventura en la que se trata de caminar con botas para nieve y 2 kilos de ropa encima, para finalmente llegar a un lago congelado donde podrá patinar.

Bariloche (Argentina)

Conocida también como San Carlos de Bariloche, esta ciudad de la Patagonia argentina es reconocida a nivel mundial por su ubicación estratégica que le cerca al lago glacial de Nahuel Huapi y las montañas de los Andes.

Si quiere disfrutar el invierno argentino vaya de junio a septiembre donde verá las montañas llenas de nieve, lagos prístinos, cabañas de madera y una luz especial que crea el efecto visual de que todo está en blanco y negro. Por otro lado, aquí puede montar en trineo, snowboard, esquiar y tomar chocolate caliente rodeado por miles de turistas y disfrutar de la gastronomía argentina.

¿A qué lugar le gustaría ir? Escríbanos en el recuadro de comentarios

Artículos Relacionados

  • Quiz Diners: ¿Qué banda de rock clásico es usted?
  • Estos son los ganadores de National Geographic Traveler 2019
  • Especial interactivo: conozca los 34 autos deportivos más icónicos de la historia
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción