Rocketman, la vida de Elton John en un musical

Diners conversó con el actor británico Taron Egerton, quien encarnó el ídolo musical en esta película que cuenta los secretos mejor guardados del artista.

Taron Egerton es un actor británico que ha sabido cómo conquistar el mundo. A sus 29 años logró lo que muchos no han podido a lo largo de una carrera: ser reconocido globalmente no solo por su figura, sino por su inmenso talento artístico.

Egerton nació en Birkenhead, Inglaterra, pero se mudó a Gales con su madre cuando tenía dos años, pues sus padres, ambos de Liverpool, se habían separado. Allí vivió en una aldea de la provincia de Anglesey llamada –léase bien, por favor– Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogoch. Por ese motivo se considera galés y mantiene un círculo de amigos en ese país.

Su nombre proviene de la palabra galesa “trueno”, lo que le da, aún más, cierto aire de misticismo a su personalidad. Egerton entró en el mundo del drama a los 16 años, cuando asistió a la Real Academia de Arte Dramático. Su primer papel lo obtuvo en 2013, en dos episodios de la serie Lewis. Al año siguiente estuvo en The Smoke y fue protagonista en la película de espías Kingsman: The Secret Service. Con este papel pasó de ser un joven de clase trabajadora, a convertirse en la cara de un éxito de taquilla de 400 millones de dólares.

En ese mismo año desempeñó un papel muy diferente en Testamento de la juventud, como soldado en la Primera Guerra Mundial junto a Alicia Vikander. Luego, en 2015 participó en Legend, al lado de Tom Hardy, y en Eddie the Eagle, junto a Hugh Jackman.

El actor también prestó su voz como cantante en la película animada Sing en 2016, antes de regresar a la franquicia de Kingsman: The Golden Circle y luego en Robin Hood. Ahora lo veremos como Elton John en Rocketman, una biografía con formato musical sobre la vida del cantante británico.

Egerton explica que la gente podrá ver a alguien universalmente conocido, desde su niñez hasta un punto en el que necesita entrar a rehabilitación.


No es fácil interpretar a alguien que sigue vigente en el mundo como Elton John. ¿Logró sentirse cómodo metido en sus zapatos?

Pasé un buen tiempo con él para conocerlo mejor. Mi novia y yo nos quedamos en su mansión y tuvimos varias cenas antes para conversar y saber tanto como pude de su vida. Elton es una persona bastante honesta. Mi experiencia confirma que es muy abierto, en un grado impactante. En algunos aspectos es una película biográfica, contamos su historia, pero en otros aspectos no lo es. Quienes han visto el tráiler saben que hay un elemento de fantasía…

¿Vamos a ver un Elton John ajustado personalmente para la película?

No, va a verse tal como es. Elton es tempestuoso o lo fue; está polarizado en sus rasgos de carácter y mi interpretación es igual a como ha sido. Nunca me interesó hacer una versión desinfectada de Disney (risas) y siempre que la edición sea de la manera que espero, creo que será algo emocionante de observar. La gente podrá ver a alguien universalmente conocido, desde su niñez hasta un punto en el que necesita entrar en rehabilitación, en situaciones muy íntimas y vulnerables de su vida, algo bastante inusual y que dice mucho sobre él y lo franco y resistente que es.

Elton narra su vida a través de la rehabilitación. Y aprendemos su historia desde niño y su paso por la Royal Academy of Music, hasta su recuperación.

Cantar como este artista no es nada fácil de lograr. ¿Cómo fue su experiencia?

¡Aterrorizante! Un requisito previo incluía que los actores cantáramos, por ser un musical. Así que fue difícil, particularmente después de algo como Bohemian Rhapsody, tan inequívoco como el sonido y la voz de Freddie Mercury. Yo solo traté de cantar lo mejor que pude.

Tuvimos suerte en el sentido de que Elton y David Furnish, su esposo, estaban muy cerca del proyecto. Elton ha sido fantástico al contarme sobre su vida durante los últimos dos años y entablar amistad conmigo; esto ha hecho que todo se sienta muy personal y real.

Parece que la película muestra muchos aspectos de la vida del cantante, incluso las drogas, los excesos, su alcoholismo, la adicción al sexo…

Bueno, parte del viaje de la rehabilitación es que tienes que enfrentar todos los errores que has cometido y también estar en paz con quien eres, aprender a amarte de nuevo. Y no puedes hacer eso a menos que ames todos los aspectos de quien eres. Así que una de mis primeras líneas en la película es enumerar los problemas de su vida, en una forma acelerada, porque su vida se mueve muy rápidamente, y en esa etapa, en ese momento donde está el personaje, la posibilidad de estar sentado durante días o semanas haciendo esto resulta simplemente impensable. Si me dirijo a decir exactamente quién soy y qué siento, podemos seguir adelante y salir de allí en treinta minutos.

Claro, sería más como un documental…

Por supuesto, no funciona de esa manera y tienes que revivirlo y atravesarlo, y ese proceso es el prisma a través del cual vemos su vida. Lo disfruté inmensamente, me brindó oportunidades diferentes y muchos desafíos. Creo que esta película no engrandece el uso de las drogas, la relación de Elton con ciertas sustancias fue extremadamente corrosiva y mala para su salud y casi le cuesta todo. Esto fue una parte importante de la historia para mí. El equilibrio también es hacer algo alegre, festivo y divertido de ver. Ese fue el filo de la navaja sobre el que tuvimos que caminar. Espero que cuando vean todo esto, sientan que hemos hecho un buen trabajo al respecto.

El actor compartió mucho tiempo con Elton John, hasta cenó varias veces en su mansión para conocerlo más a fondo.


¿Cómo siente que la película se aproxima al aspecto de su sexualidad, de las relaciones en su vida?

Bueno, soy un actor heterosexual que interpreta a un ícono gay. Así que, nuevamente, sentí que si iba a hacer esto de forma correcta, teníamos la obligación de honrar ese lado de su historia. Al comienzo de la película hay una escena de amor entre Richard Madden y yo, es la primera escena de amor que he hecho y son dos jóvenes enamorándose en un momento en el que no era socialmente aceptable. Es una escena de la que estoy muy orgulloso (…) Ha sido fantástico, especialmente trabajar con el estudio Paramount en esto, pues siempre sintieron con mucha fuerza que esta era una parte de la historia que necesitábamos ver reflejada en nuestra película.

¿Interpretar a Elton John ha sido una experiencia transformadora?

Como con la mayoría de las personas, puedo señalar los momentos de mi vida en los que sabía algo de él. Todos recordamos haber visto su video haciendo El círculo de la vida, que me hizo enamorar más de la película El Rey León. Cuando tenía cinco años, con mi padrastro, quien se convirtió en una gran parte de mi vida, escuchábamos su álbum de grandes éxitos y cantábamos I Guess That’s Why They Call it the Blues juntos mientras me llevaba a la escuela. Luego, cuando tenía 17 años, hice una audición para la escuela de teatro y canté Your Song y no pasé (risas). Lo canté de nuevo al año siguiente y logré entrar. Entonces, él siempre ha estado allí como parte de mi existencia.

Después, en 2016, donde todavía no podía procesar el hecho de que había estado en una película exitosa como   , que alguien me dijera si quería interpretar a Elton John, era una locura. Y crear la película como digo, sin querer ser demasiado serio, se ha sentido como algo muy importante para mí y espero que en el futuro esta sea la presentación de Elton John y mía para algunas personas.

Siento que me metí más en este proyecto que en ningún otro. Estoy muy satisfecho de la experiencia, fue un trabajo duro y, esencialmente, ha sido mi vida durante los últimos dos años, con la creación de todas las canciones, las grabaciones, la filmación. Pero no cambiaría ni un segundo, no hay muchas cosas sobre las que diría eso, pero lo haría todo de nuevo. Y luego, conociéndolo y sintiendo una conexión con ese gran hombre, donde hasta hemos cantado juntos, pues todavía no puedo creer que eso haya sucedido (risas).

Para poder obtener el papel era necesario saber cantar, así que Taron Egerton interpreta las canciones que suenan en la película.


Sin duda es un gran momento para ser Taron Egerton. Si hace cinco años alguien le hubiera dicho que sería Robin Hood o Elton John ¿cuál habría sido su reacción?

De incredulidad, obviamente. Soy muy afortunado. He trabajado duro, pero por menos tiempo que mucha gente, así que estoy consciente de que tengo suerte y solo quiero que continúe. Deseo seguir trabajando, porque amo lo que hago, me apasiona mucho. Espero ser bueno en esto y creo que he mejorado. Estoy entusiasmado porque siento que estoy creciendo y me gusta ese sentimiento (…) Así que anhelo que la gente siga enviándome proyectos y cosas por hacer.

Usted es consciente de que el mundo de los actores es muy competido y que muchos nunca logran hacer una carrera exitosa. Si su carrera no hubiera tenido este camino ¿lo intentaría de nuevo?

Sí, lo haría. Porque me hace feliz y creo que, independientemente de si el éxito está garantizado, tienes que seguir lo que te hace feliz. El mejor regalo de mi familia fue nunca preguntarme si estaba seguro de querer hacer esto. Nunca dudaron. Nadie a quien amo me ha preguntado eso y eso es lo que haré por mis hijos, dejar que sigan su vida y hagan lo que les apasione, ya sea la actuación, la medicina, el periodismo, lo que sea. Me parece que los actores que dicen “Dios mío, no quiero que mis hijos se metan en esto” son hipócritas, porque la vida es riesgo, pero peor es no tratar de hacer lo que uno ama por miedo o por lo que otros piensen

Artículos Relacionados

  • Quiz Diners: ¿Qué banda de rock clásico es usted?
  • Estos son los ganadores de National Geographic Traveler 2019
  • Especial interactivo: conozca los 34 autos deportivos más icónicos de la historia
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción