Klopp y Pochettino, los técnicos detrás de la Champions más emocionante de la última década

El alemán y el argentino se enfrentan en una final apasionante con el Liverpool y el Tottenham de Londres, una final de película.

Son los últimos minutos del partido. No hay tiempo para pausas, amagues y picardía, el estadio queda por segundos en silencio. Uno de los dos equipos está a punto de hacer un milagro futbolístico, de esos que relataba Eduardo Galeano en Fútbol a sol y sombra. Aunque nadie creía en la victoria de estos 11 jugadores y su técnico, están sorprendiendo, acorralando y desubicando al favorito para llegar a la final. Ya no es un partido de fútbol, es una guerra psicológica por ver quién aguanta más en el campo sin caer desplomado.

Finalmente, con el último aliento los jugadores menos tenidos en cuenta, los de la banca, los que llegaron porque los ‘cracks’ se lesionaron, la empujaron al fondo de la red para mandar a la duchas el equipo que parecía que iba a ganar. Esa es la historia del Liverpool y el Tottenham, los finalistas de la Champions League 2018-2019.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

SCEEEEENNNEESSSSS!!! 👊 #COYS

Una publicación compartida por Tottenham Hotspur (@spursofficial) el

Por un lado, Liverpool, de la mano de Jurgen Klopp volvió a llevar al equipo inglés a una final de Champions, luego de dejar por el camino al Barcelona de Lionel Messi. Por el otro, el Tottenham de Mauricio Pochettino, que por primera vez en sus 136 años de historia llegaron a la final de copa de campeones de Europa, eliminando, agónicamente, al Ajax de Holanda.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

That full-time feeling. 👌 #LFC #LiverpoolFC #Anfield #UCL #ChampionsLeague

Una publicación compartida por Liverpool Football Club (@liverpoolfc) el

El estilo de juego de cada equipo está bajo el sello inconfundible de sus entrenadores. Klopp rescató el ánimo de un grande de Inglaterra venido a menos durante los últimos años. Fútbol intenso, mentalidad ganadora y agresiva, propia de los equipos que anhelan la gloria fueron sus estandartes. Entretanto, Pochettino inyectó confianza, respeto y pasión a un equipo que decidió no contratar a nuevas estrellas, pese a la lesión de Harry Kane, el número 10 de la selección de Inglaterra.

Jurgen Klopp: el ídolo de Anfield

Los periodistas lo aman, los rivales lo respetan y sus jugadores lo idolatran. En su época como futbolista jugó para el FSV Mainz 05 de 1989 a 2001, como delantero y defensa, disputando 340 partidos y anotando 52 goles. Su carrera fue discreta.

​”En mi carrera como futbolista no logré trasladar al campo lo que ensayaba en mi cabeza. Tenía un talento de tercera división y una cabeza de primera, así que me quedé en Segunda”, dijo el entrenador sobre su carrera como jugador profesional.

Después tomó la dirección técnica del equipo alemán (Mainz 05) durante 8 años, periodo de alegrías y tristezas. Por un lado, llevó al equipo a disputar la Copa UEFA en 2005 y 2006 donde cayó en octavos frente al Sevilla F.C. En 2007, el equipo descendió de categoría y en 2008 Klopp dejaría el cargo para asumir la dirección del Borussia Dortmund.

Allí firmó un contrato de dos años, en los que reestructuró al equipo y lo llevó a ganar la liga alemana en la temporada 2010 y 2011, después de nueve años de sequías. En 2012 se proclamó campeón de la copa local y en 2013, llegó a la final de la Champions League, que perdió contra el Bayern de Múnich 2 a 1.

Uno de sus secretos es su carisma, tanto fuera como dentro de la cancha: ​“Cuando estoy en una habitación con gente intento asegurarme de que el ambiente no sea peor cuando estoy yo. Cuando estoy en un partido trato de ayudar para asegurar que es más agradable que cuando yo no estoy”, dijo el técnico.

Klopp había hecho historia con el Borussia Dortmund, y aunque las expectativas con respecto al futuro ganador del equipo crecieron, los años que siguieron no fueron muy laureados, incluso, de 2013 a 2015, el Borussia Dortmund fue un equipo de mitad de tabla, lejos de las competiciones europeas, por lo que sus directivas lo despidieron.

En 2015, después de un año sabático, Klopp firmó un contrato con el Liverpool. Su primer partido fue contra el Tottenham, en condición de visitante, con un resultado de 0-0. Ahora el equipo de Anfield está a un paso de ser campeón de la Champions League y a la vez de la Premier League de Inglaterra, en donde está a un punto de diferencia con el Manchester City de Pep Guardiola.

Sus palabras son reconocidas a nivel mundial por llegar a la mente de los jugadores. Su pasión por el fútbol es tan ferviente que aseguró a la prensa que: ​“Me encanta el fútbol de lucha: días lluviosos, campos pesados y ver a los futbolistas con la cara sucia sin ganas de jugar por las próximas cuatro semanas”.

Mauricio Pochettino

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Unexplainable💙 #coys

Una publicación compartida por mauricio pochettino (@mauricio_pochettino24) el

A diferencia de todos los niños en el mundo, que sueñan con ser goleadores, Mauricio Pochettino, quien vivía en Murphy, una pequeña localidad a 50 kilómetros de Santa Fe, Argentina, se imaginaba como un gran defensa. “Me encantaba la pelota hasta que conocí a Marcelo Bielsa, después me gustó menos”, recordó entre risas el argentino en una entrevista realizada por Jorge Valdano en 2018.

Esto lo dijo luego de contar cómo Bielsa llegó a la puerta de su casa, en medio de la nada en Murphy, a altas horas de la noche para ofrecerle una prueba en el equipo de Newell’s Old Boys. Allí jugó la Copa Libertadores de 1992, donde el equipo llegó a la final que perdió por penales frente a São Paulo, de Brasil.

En 1994, llegó al Espanyol, un equipo de media tabla de España, donde ganó la Copa del Rey y jugó en el Paris Saint Germain y el Girondins de Bordeaux. Finalmente volvió al Espanyol donde volvió a levantar la Copa del Rey en 2006 y se convirtió en el extranjero con más partidos disputados con la camiseta de este equipo, además de ganarse su apodo: el “Sheriff de Murphy”, por sus 14 goles anotados.

En 2009 se convirtió en el técnico de Espanyol y logró sacar al equipo de los puestos del descenso. Luego lo fichó el Southampton, equipo que también necesitaba salir de la zona del descenso en Inglaterra. Y lo consiguió. El equipo terminó en la octava posición.

Esto llamó la atención de los dirigentes del Tottenham Hotspur, quienes contrataron a Pochettino para mejorar al equipo, que quedó en séptimo y quinto puesto en la Premier League, en 2014 y 2015 respectivamente. Este último año tuvo su primer encuentro con Jürgen Klopp, quien lo derrotó con el Borussia Dortmund en la UEFA Europa League.

La filosofía de equipo era compatible con la del argentino: “No me importa el nombre ni la edad. No es algo que me asuste. Si un jugador se merece participar me da igual que tenga 17 o 20 años”.

Finalmente, en mayo de 2016, Pochettino llevó al equipo en la Liga de Campeones, donde terminó eliminado en la fase de grupos, además de quedar en la segunda posición en la Premier League, estableciendo un récords nunca antes logrado por el club con 86 puntos.

Su compromiso con los Spurs es completo. Pochettino aseguró que: “ “Nunca voy a ser entrenador del Barcelona o del Arsenal porque estoy muy ligado al Espanyol y al Tottenham. Yo he crecido en Newell’s Old Boys y nunca entrenaré a Rosario Central. Es mi decisión. Prefiero trabajar en mi granja de Argentina que ir a entrenar a ciertos lugares”.

En la temporada 2017 y 2018 finalizó tercero de la Premier League, mientras que en la Champions fue eliminado en octavos por la Juventus de Italia. Ahora, por primera vez en la historia, logró meter al equipo a la final tras remontar un global de 0 a 3 en el mítico estadio de Johan Cruyff, casa del Ajax de Ámsterdam.

Así llegan los equipos a la final: Liverpool, el sueño de Anfield

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Incredible. Immense. Historic. Liverpool. #ThisMeansMore

Una publicación compartida por Liverpool Football Club (@liverpoolfc) el

El equipo de Liverpool, con Alisson Becker en la portería, ya le había remontado al Barcelona con la Roma de Italia en 2018, cuando eliminaron al equipo de Messi en octavos de final de la Champions League. Virgil Van Dijk, la muralla holandesa, llegó al equipo para liderar la defensa con su presencia y serenidad que valen los 85 millones de euros de su fichaje.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Sum up how you’re feeling in 3 emojis! 🤩😍🤯…👇 #LFC #LiverpoolFC #Liverpool #UCL #ChampionsLeague

Una publicación compartida por Liverpool Football Club (@liverpoolfc) el

Fabinho, Georginio Wijnaldum, Milner, Keita, Henderson pusieron en práctica el toque rápido, las carreras frenéticas por las bandas. Salah, el egipcio, con la pelota pegada al pie se entiende a la perfección con Mané y Firmino, quienes despliegan un fútbol volátil. Pesadilla para el portero del equipo contrario.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

DIVOCK ORIGIIIIIIIIIIII! 💥💥💥 First ever @championsleague goal 👊 #LFC #Liverpool #LiverpoolFC #UCL #ChampionsLeague

Una publicación compartida por Liverpool Football Club (@liverpoolfc) el

El belga Divock Origi, el arma secreta de la banda (incluso era uno de los jugadores más criticados), convirtió dos goles para meter al Liverpool en la final, a pesar de ser el quinto delantero del equipo, por debajo de Daniel Sturridge, Sadio Mané, Mohamed Salah y Roberto Firmino, estos últimos afectados por lesiones musculares.

Tottenham, remando contra la corriente

 

Ver esta publicación en Instagram

 

WE. ARE. TOTTENHAM! 💪 #COYS

Una publicación compartida por Tottenham Hotspur (@spursofficial) el

Hugo Lloris se agigantó frente el férreo ataque del Manchester City en octavos; contra la Juventus en cuartos y contra el Ajax en Semifinal. Una gran parte del paso a la final se debe a su actuación.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Work to do in the second leg… #COYS #THFC #UCL

Una publicación compartida por Tottenham Hotspur (@spursofficial) el

Kieran Trippier, Danny Rose, Toby Alderweireld, Jan Vertonghen y Davinson Sánchez (con errores y problemas de coordinación), defendieron el arco cuando Victor Wanyama y Moussa Sissoko no pudieron frenar la contra el equipo rival.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🔊🔛 UNBELIEVABLE ⚡️ #COYS #THFC #UCL

Una publicación compartida por Tottenham Hotspur (@spursofficial) el

Dele Alli y Lucas Moura empujaron con energía y buen fútbol a un equipo que necesitaba goles de sus mediocampistas. Por último, Heung Min Son y Fernando Llorente arrastraron marcas, bajaron balones e hicieron todo el trabajo de fontanería que pudieron en las defensas rivales para abrir la senda del gol.

Artículos Relacionados

  • Quiz Diners: ¿Qué banda de rock clásico es usted?
  • Estos son los ganadores de National Geographic Traveler 2019
  • Especial interactivo: conozca los 34 autos deportivos más icónicos de la historia
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción