Estos son los 10 bosques más bellos del mundo

Diners reunió los bosques más encantadores del planeta, no solo para crear conciencia de su importancia, sino para que descubra las maravillas que esconden.

Ante ciudades que cada vez crecen más, vivir la naturaleza se convirtió en un lujo que no todos en el mundo tienen la posibilidad de disfrutar, y más en estos tiempos donde la contaminación del aire, agua y tierra están en niveles alarmantes. Por eso, Diners reunió los bosques más encantadores del planeta, no solo para crear conciencia de su importancia, sino para que descubra las maravillas que esconden.

Bosque de bambú de Arashiyama (Kioto, Japón)

Esta zona antigua de la capital japonesa esconde el único e irrepetible bosque de bambú. Este lugar es ideal para encontrar serenidad y los habitantes locales creen que caminar por su sendero principal trae buena suerte.

A las afuera del bosque podrá visitar el templo Tenryuji, uno de los más grandes de la capital nipona, al igual que el santuario Nonomiya, en el que se celebra la vida de sus deidades en mikoshis (altares portátiles).

Bosque de Sangre del Dragón (Socotra, Yemen)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#سقطرى

Una publicación compartida por Socotra Island – Yemen (@socotra_tube) el

Aunque Yemen es uno de los países con más conflictos en el mundo, tiene una isla, lejos de todos los problemas: Socotra. Este lugar es reconocido por tener una especie de árbol llamada Sangre del Dragón, bautizada así por sus habitantes porque produce una savia roja cuando se le hace un corte a su superficie. Sin duda su apariencia inusual, muy parecida a la de un paraguas, brinda una experiencia única.

Bosque de Gryfino (Pomerania, Polonia)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

¡Buenas TripCompis! Hoy vamos hasta Gryfino, en Polonia, para enseñaros un intrigante bosque que, no diremos que es el más curioso, porque en el mundo hay más de una cosa que nos deja con la boca abierta, pero que no se queda corto en peculiaridades. Se llama “Crooked Forest” (Bosque torcido) y su nombre se debe (como ya estáis viendo) a que una gran cantidad de sus pinos (alrededor de 400) crecen con una curvatura de 90 grados hacia el Norte en su base, hasta elevarse de nuevo verticalmente, se ha estimado que fueron plantados en 1930. La exactitud de su torcedura y que todos se curven en la misma zona y hacia la misma dirección sugiere que ha sido la mano del hombre la que ha intervenido, especulaciones sugieren que mediante determinados mecanismos de fuerza han modificado el crecimiento de los pinos con fines de carpintería, sin embargo la madera de estos pinos no es la mejor para hacer muebles, otros se atreven a decir que formaba parte de un experimento nazi. Otras personas dan explicaciones más naturales como que si se hubiera originado una capa de hielo en la base de estos pinos cuando tenían unos 6-7 años podría haber sido responsable de un crecimiento así, otros que el viento tiene una acción similar que podemos comprobar en “Las sabinas del Hierro” (Canarias, España). ¿Y vosotros? ¿Qué opináis? ¿El hombre, la naturaleza, o fue una nave extraterrestre aterrizando? 👋👽

Una publicación compartida por Viajes a tu ritmo (@viajesaturitmo) el

Dice un viejo dicho que árbol torcido no endereza, pero este bosque demuestra todo lo contrario, pues su tronco nace torcido pero es capaz de volver a dirigir su rumbo vertical. Pomerania es una región de Polonia que limita con Alemania, donde se cree que los árboles tienen este crecimiento inusual por una intervención humana en 1930, cuando fueron plantados. Sin embargo, este método se desconoce por completo. También existe la antigua creencia de que la modificación fue ocasionada por una fuerte tormenta de nieve, como lo afirmó la bióloga Joanna Klein al New York Times.

Bosque Hallerbos (Halle, Bélgica)

Con una superficie de 552 hectáreas sembradas de árboles haya roja, el bosque de Hallerbos conserva historias asombrosas, como por ejemplo, que en la Primera Guerra Mundial, los alemanes lo quemaron para reducir a cero los recursos madereros del país. Sin embargo, luego de este acontecimiento, el gobierno belga se encargó de reforestar el bosque con las mismas especies de árboles y plantas que tenía originalmente.

Es considerado como el bosque más bello del mundo por la Revista National Geographic, gracias a su concentración de jacintos azules silvestres, que atraen a cientos de turistas del mundo entero.

Bosque de Otzarreta (País Vasco, España)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Hayedo de Otzarreta

Una publicación compartida por Florencio GM (@florenciogm) el

En el municipio de Ceánuri, al norte del País Vasco, se encuentra uno de los bosque más fotografiados de España. En este lugar podrá encontrar los únicos hayedos (árboles) que crecen con sus ramas mirando al cielo. Una obra natural sin precedentes.

El bosque cuenta con una ruta de senderismo para disfrutar de cerca los árboles, que se encuentran dentro del Parque Nacional de Gorbeia. Aquí también podrá disfrutar la cascada de Uguna, donde podrá relajarse y meditar con el sonido del agua.

Selva Negra (Friburgo, Alemania)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Stefano Manna (@stefano.manna) el

Los alemanes bautizaron este bosque como Selva Negra por sus densas ramas y árboles, que apenas dejan pasar el sol. Cuenta con numerosos senderos que lo llevaran por un camino silencioso al lago Titisee, conocido también como la joya del lugar. También puede visitar el monte Feldberg, de 1.439 metros de altura o si desea una postal de ensueño, vaya a la cascada de Triberg, que cae sobre lajas de granito, de colores blanco y gris, un espectáculo visual para los turistas.

Bosque de los lagos de Plitvice (Lika, Croacia)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Plitvice Lakes National Park, Croatia 🇭🇷 | Photography by © (@beboy_photography) #earthofficial

Una publicación compartida por EARTH OFFICIAL (@earthofficial) el

Aunque claramente lo que más llama la atención de Plitvice son sus espejos de agua, hay que prestar atención a los árboles que se levantan a su alrededor. Cuenta con un poco más de 20 mil hectáreas cubiertas de bosques selváticos en 8 kilómetros cuadrados, con 16 lagos y 92 cataratas. Gran parte de sus árboles son hayas, pero también podrá encontrar abetos y pinos.

Bosque de la Araucanía (Temuco, Chile)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

🌐Parque Nacional Huerquehue, Araucanía. ⛰ Mágico lugar. . Huerquehue significa “lugar de mensajeros”, este lugar fue designado como Parque Nacional en el año 1967, con terrenos que no habían sido ocupados por los colonos. Huerquehue es un lugar de hermosos paisajes, hay varios lagos cordilleranos que en invierno se congelan. El parque tiene una gran variedad de árboles y especies vegetales considerando que tiene terrenos entre los 700 y 2.500 metros sobre el nivel del mar. Una de las especies más destacada, sin duda, es la Araucaria, conífera típica de esta zona de Chile. 🗻🌋 📸 @_mari.romero_ × × × × × #chile_esgenial #chile #viajeros #landscape #outdoors #art #mochileros #travel #turismochile #parquesnacionales #huerquehue #pucón #araucaria #araucanía #fotografoschilenos #fotografoschile #sendero #loslagos #mountains #montaña #cordillera #bosque #beach #instagram #siguenos

Una publicación compartida por Chile es genial (@chile_esgenial) el

Es el orgullo de la región de la Araucanía en Chile, además de contar con más de 60 mil hectáreas de vegetación, tiene toda clase de árboles autóctonos, como por ejemplo ñires, coihues, lengas, palos santos, raulíes e incluso araucarias.

Por otro lado, el bosque distribuido en los parques naturales de Conguillío y Los Paraguas, este último, conocido por ser uno de los últimos lugares del mundo donde vivieron los dinosaurios. El bosque cuenta con senderos, zonas de camping y si tiene suerte podrá observar zorros, gatos monteses, ciervos, murciélagos, pájaros colilargas, carpinteros y bandurrias.

Bosque de Jade (Southland, Nueva Zelanda)

Entre misterio y lugar de culto, este bosque alberga una de las historias más fantásticas de Nueva Zelanda: la cuna del jade o el “Te Wahipounamu”, que traduce del maorí (una lengua antigua neozelandesa) el lugar de las aguas de la piedra verde.

Gracias a esta leyenda, la Unesco declaró el bosque como Patrimonio de la Humanidad en 1990 por su riqueza natural para disfrutar de aire puro e internarse por un día en la tranquilidad que ofrece el lugar.

Si llega a visitar el bosque, le contamos que es muy probable que se encuentre con los maoríes, la etnia polinésica más famosa de Nueva Zelanda, quienes aún viven en estas tierras, como símbolo de supervivencia y esperanza.

Parque Estatal Humboldt Redwoods (California, Estados Unidos)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Can you spot @kelseyboring among these giant #redwoods? 📸: @masonboring #california #redwoodsnationalpark #hiking #tree #adventure

Una publicación compartida por CloudLine (@_cloudline) el

No hay palabras para describir lo que se siente estar al frente de más de 300 árboles de secuoya roja, con una altura de 120 metros, es por eso que su visita es obligatoria si viaja a California. El parque cuenta con fauna y flora indígena, al igual que con los múltiples senderos, ríos y cascadas. Sin embargo, aquí no se acaban las sorpresas, pues el bosque está interconectado con otros parques como el Coast North, Jedediah Smith, Prairie Creek, que en conjunto suman 500 kilómetros cuadrados de bosques para disfrutar de una verdadera desconexión con el mundo.

¿A qué bosque le gustaría ir? Escríbanos en el recuadro de comentarios

Artículos Relacionados

  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • Cuide el planeta con estos 10 cambios en su rutina
  • Estas son las 6 funciones nuevas que debe conocer de WhatsApp
  • Estos son los 10 bosques más bellos del mundo