Ocho razones para visitar los Manglares de Tumbes

El Santuario Nacional Manglares de Tumbes es un área natural protegida con una biodiversidad sorprendente.

Si viaja al norte este verano, no deje de visitar este lugar después de leer nuestras recomendaciones.

  1. Es un ecosistema sin igual en el país.

Un zarapito trinador descansa sobre un tronco en los manglares./ Foto Yayo López


Esta área natural protegida, creada en 1988, preserva una alta diversidad biológica en 2972 hectáreas de bosques secos ecuatoriales y bosques tropicales del Pacífico. Estos ecosistemas son el hábitat de especies como el cocodrilo de Tumbes, en peligro de extinción, y de la única extensión de bosque de mangles, también llamados manglares, protegidos en el Perú donde habita la preciada concha negra.

 

  1. Protege un árbol tropical único.

Entre los mangles se puede observar una garza tamanquita. / Foto Yayo López


El mangle es un tipo de árbol retorcido que crece entre el mar y los ríos de las zonas tropicales. Tiene ramas y raíces colgantes de hasta cuatro metros de longitud que se hunden en la tierra fangosa de los manglares. En el santuario existen cinco variedades de mangle. El más común es el mangle rojo, que llega a medir hasta 15 metros de altura.

 

  1. Ahí crece la concha negra.

Las conchas negras se extraen del fango donde crecen los mangles. / Foto Yayo López


Los manglares son el hábitat natural de las conchas negras, la más preciada de las 24 especies de moluscos que existen en el santuario. Considerado una exquisitez de la gastronomía peruana, es el ingrediente principal de un arroz o cebiche de conchas negras. Pero además, es fuente importante de ingreso económico para los habitantes locales a través de su extracción y comercialización, salvo en la época de veda entre el 15 de febrero y 31 de marzo.

 

  1. Es un paraíso para los observadores de aves.

La garza blanca chica es una especie de ave común en el santuario nacional. / Foto Yayo López


Con más de 1800 especies dentro de su territorio, Perú es un destino ideal para los observadores de aves. Existen 148 especies que habitan en el santuario. Diecinueve son endémicas a la región Tumbes, incluyendo el huaco manglero, el ibis blanco y la chiroca manglera. Unas 23 especies son aves migratorias que provienen mayormente de América del Norte. Además habitan diversos tipos de garzas que pueden verse en las orillas de los esteros, así como aves fragatas, águilas pescadoras y parihuanas que pueden observarse en isla Las Almejas.

 

  1. Tiene una biodiversidad exuberante.

Un pescador extrae un cangrejo de los manglares. / Foto Yayo López


Los manglares de Tumbes son el hogar tanto de mangles y aves como de otras especies de flora y fauna. Hay diez especies de mamíferos, incluyendo el zorro costeño, el mapache cangrejero y la nutria del noroeste. Se han reportado 33 especies de gasterópodos (caracoles), 34 de crustáceos (el cangrejo del manglar y los langostinos entre ellos) y 24 de bivalvos (moluscos con concha) incluyendo las conchas negras. También hay 135 especies de peces y seis de reptiles.

 

  1. Son de fácil acceso.

Su acceso cercano desde la ciudad de Tumbes por la Carretera Panamericana Norte (18 kilómetros hasta Zarumilla) y los servicios que existen convierten a los manglares en un destino ideal, para observadores de aves o familias. Los visitantes pueden disfrutar de un día recorriendo en bote los principales esteros dentro del santuario (Zarumilla, Matapalo, El Juanito, La Envidia) y explorar islas como Las Almejas, Roncal o Chalaquera. El ingreso es por Puerto 25, a 4.5 kilómetros de la Panamericana Norte o por El Algarrobo, a 7 kilómetros de Zarumilla.

El Santuario Manglares de Tumbes es la única área natural donde el Estado peruano protege este ecosistema tan particular. / Foto Yayo López


7. No requiere de esfuerzo físico.

Visitar los manglares es apto para todo tipo de persona y de toda edad. Los paseos en bote no requieren de mayor esfuerzo físico a no ser que se sufra de mareos. Las caminatas por las islas tampoco son exigentes. Es altamente recomendable llevar gafas de sol, protector solar, gorro o sombrero y repelente. Se puede ir con pantalones largos o cortos, así como con camisetas o camisas de manga larga, ya que el clima es cálido. Una buenas zapatillas o botas para caminatas son recomendables.

 

  1. Tiene el mejor cebiche de conchas negras.

El cebiche de conchas negras es la forma más popular de consumir este bivalvo. / Foto Yayo López


Gisella Huamán y Marco Viera, una pareja tumbesina-piurana, procedente de Las Lomas y Chulucanas, respectivamente, ha abierto un restaurante justo antes de la caseta de guardaparques en Puerto 25. Ahí se come el mejor cebiche de conchas negras, con poca cebolla y ají moderado, para disfrutar el sabor y la frescura de este molusco. El cebiche cuesta 20 nuevos soles y viene acompañado de yucas y chifles. Doña Gisella también prepara sudados de la pesca del día y langostinos. Se pide no más y a disfrutar.

 

Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes

Oficina Central: Av. Panamericana Norte Nº 1739 – Tumbes.

Teléfono: (072) 52 64 89

Email: snmanglaresdetumbes@sernanp.gob.pe

Jefe del parque: rgarcia@sernanp.gob.pe

Tarifas:

Extranjeros S/ 30

Nacionales adultos S/ 11 y nacionales niños S/ 5

Locales adultos S/ 5* y locales niños S/ 3*

* Previa presentación de DNI

El costo es de 10 nuevos soles (adulto) y 3 nuevos soles (niños). El arriendo de botes oscila entre 20 y 40 nuevos soles, dependiendo de la ruta que se haga y la duración de la excursión.

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

  • Galería: ¿Cuántos medicamentos tiene en su casa?
  • La versión más privada de Cardi B
  • Todo lo que necesita saber para entender las películas de Marvel
  • Sonidos modernos inspirados en Johann Sebastian Bach